Cómo cumplir tus propósitos de año nuevo

El nuevo año siempre llega cargado de buenos propósitos, todos nos planteamos nuevas metas y sueños que cumplir.

Sin embargo, al cabo de unos meses, el 99% de las personas pierden esa ilusión que tenían al comenzar el año y abandonan estos propósitos. Se ponen excusas de todo tipo para convencerse de porqué no lo han logrado.

Puedes ser uno de los que abandona, y acabar el año como lo empezaste (sin ningún cambio que mejore tu vida) o puedes comprometerte realmente contigo mismo y tener la determinación necesaria para hacer que esos propósitos se cumplan.

En este artículo te cuento porqué es importante que establezcas tus propósitos para el nuevo año, y cómo puedes hacer que se cumplan.

¿Por qué deberías plantearte nuevos objetivos al iniciar el año?

Si no trabajas para hacer tus sueños realidad, alguien te contratará para que hagas los suyos realidad

En la década de los 70, Mark McCormack llevó a cabo un estudio experimental con los estudiantes del MBA de Harvard (uno de los MBA más prestigiosos del mundo sino el que más). McCormack realizó una sola pregunta a los estudiantes:

¿Has establecido unos objetivos claros, y por escrito para tu futuro, y un plan para alcanzarlos?

Lo que averiguó fue lo siguiente:

  • El 84% de los estudiantes no tenía objetivos específicos.
  • El 13% de los estudiantes tenía objetivos, aunque no por escrito, ni tampoco un plan.
  • El 3% de los estudiantes tenía un objetivo escrito y un plan.

Diez años después de aquellas pregunta, los resultados fueron sorprendentes:

  • El 13% de los estudiantes que tenían objetivos, ganaban el doble que aquellos que no los tenían.
  • El 3% de los estudiantes que tenía objetivos por escrito ganaba 10 veces más que sus excompañeros sin objetivos.

¿En qué grupo quieres estar tú?

Establecer nuevas metas y objetivos es lo que diferencia a los ganadores de los perdedores, por eso es importante que al comenzar el año te plantees nuevos propósitos que cumplir. Estos propósitos no sólo dan sentido a tu vida, sino que te permiten mantenerte motivado, y enfocarte al éxito.

 

¿Cómo podemos hacer realidad nuestros propósitos de año de nuevo?

No intentas construir un muro, no sales ahí y dices “voy a construir el mayor muro del mundo”, lo que haces es decir “voy a colocar este ladrillo lo mejor que pueda”, y si haces eso cada día, pronto tendrás un muro. – Will Smith

A pesar de establecer muchas metas y objetivos, la mayoría de las personas fracasa cuando trata de conseguirlos, porque simplemente no saben cómo hacerlo.

Si quieres conseguir tus metas, necesitas un plan, un método que te ayude a conseguirlas. Para ello es muy útil utilizar el enfoque que utilizan las personas de más éxito, y que se puede resumir en “divide y vencerás”. Desde Napoleón a Will Smith, la historia nos enseña que las grandes metas se consiguen dando pequeños pasos. Lo bueno es, que este proceso es más sencillo de lo que parece, y tú lo puedes aplicar para conseguir tus metas y objetivos.

#1 Define cuál es tu visión

Cuando estudias a personas que han tenido éxito, empiezas a detectar patrones.

Uno de estos patrones es que las personas de éxito han tenido siempre una visión clara de lo que querían que fuese su vida, y de lo que querían alcanzar. Las personas de éxito, sueñan a lo grande.

Piénsalo, ¿por qué deberías renunciar a tus sueños? ¿Qué te impide conseguirlos? Son los perdedores los que se niegan a darse una oportunidad de cumplir sus sueños. Se rinden sin ni siquiera intentarlo. Trabajan sólo por dinero para subsistir, ¿en serio? ¿en un mundo lleno de posibilidades lo único que se les ocurre es subsistir? No te conviertas en una persona mediocre, no acabes siendo un frustrado que no se da la oportunidad de triunfar en la vida, date a ti mismo la oportunidad de ser la persona que realmente deseas ser.

Estas preguntas te pueden ayudar a descubrir si estás pensando a lo grande, o si eres tú mismo el que te pones piedras en tu propio zapato:

  • ¿Qué harías si el dinero no existiese? Si no lo sabes, es probable que sólo trabajes por dinero, y eso es un gran error.
  • ¿Qué es lo que te motiva y te ilusiona cada mañana? Haz una lista con las 3 cosas que más te ilusionan.
  • ¿Qué aspectos son los que menos te gustan de tu vida? Haz una lista con al menos 3 aspectos que no te gusten de tu realidad.
  • ¿Cómo podrías aumentar en tu día aquellas cosas que te gustan, y disminuir las que no te gustan? Piensa en acciones concretas.
  • ¿El trabajo es algo positivo o negativo para ti? Si es negativo, es probable que veas el trabajo como una condena y por tanto, que jamás consigas nada en tu vida, pues no tienes la mentalidad adecuada. Vas a tener que cambiar de actitud.
  • ¿Quiénes son las personas con las que pasas más tiempo? ¿Son personas de éxito o son mediocres?
  • ¿Dedicas tiempo a reflexionar sobre tus objetivos y sobre cómo alcanzarlos o sólo te dejas llevar por el día a día?

No te agobies con las respuestas, este es un ejercicio de autoconocimiento. Si tardas en responder, es normal, quizás nunca hayas pensado en este tipo de cosas. Lo importante es que acabes entendiendo qué es importante para ti, y reflexiones sobre si estás haciendo ahora lo adecuado para conseguirlo.

Artículos que te pueden ayudar a encontrar tu visión:

#2 Establece metas

Una vez tienes claras tus prioridades, y sabes cómo quieres que sea tu vida, debes empezar a dar los pasos necesarios para hacer que tu visión sobre lo que quieres que sea tu vida se cumpla. Para ello lo mejor es plantearte metas a distintos horizontes temporales que te ayuden a saber si estás en camino de conseguir lo que deseas.

Una manera muy efectiva de establecer metas es usar el método SMART, que te ayuda a definir metas de manera inteligente. SMART es el acrónimo en inglés de Specific – Measurable – Attainable – Relevant – Time- Bound.

Esas son las características que quieres que tengan tus objetivos.

  • Específico: ¿eres capaz de describir tu objetivo con total precisión?
  • Medible: ¿eres capaz de medir el progreso que estás haciendo para alcanzar tu objetivo?
  • Alcanzable: ¿está esa meta al alcance de tus posibilidades?
  • Relevante: ¿es el objetivo realmente importante para tí?
  • Temporal: ¿en cuánto tiempo puedes alcanzar ese objetivo?

Establecer metas de esta manera te obliga a ser específico y ponerle una fecha de caducidad a tus sueños. Ahora es cuando estableces qué es lo que tienes que hacer para transformar tu realidad.

Normalmente los grandes sueños no se consiguen de la noche a la mañana (nadie dijo que fuera fácil), por lo que también es útil establecer metas a distintos plazos temporales:

  • A corto plazo: metas que quieres cumplir en los próximos 12 meses. Por eso tus propósitos de año nuevo son tan importantes. Son el primer paso de tu camino.
  • A medio plazo: metas que quieres cumplir de 1 a 5 años.
  • A largo plazo: metas que deseas cumplir de 5 a 20 años.

Tener metas a distintos horizontes temporales te ayuda a ver el camino y mantenerte motivado. Imagínate que conseguir tus sueños es como un viaje que debes dividir en distintas etapas.

Si quieres saber cómo establecer metas de manera SMART puedes leer mi artículo sobre “Cómo conseguir tus metas“.

#3 Crea tu plan de acción

Tan importante como tener una visión y unas metas que alcanzar es crear tu propio plan de acción que te permita conseguir cada una de esas metas y hacer tu visión realidad.

Tu plan de acción debe incluir los pasos necesarios para lograr las metas a corto, medio y largo plazo. Cuanto más corto sea el plazo, más detallado debe ser tu plan de acción.

Puedes ver un ejemplo de plan de acción en mi artículo sobre “Cómo planificar tu búsqueda de empleo“.

#4 Evalúa y revisa

A medida que pase el tiempo, necesitarás saber si te estás acercando a tus objetivos o te estás alejando de ellos, por eso es importante que periódicamente revises tus objetivos, tus metas y tus propósitos y veas si estás acercando a ellos o no.

Por supuesto tus objetivos pueden cambiar con el tiempo, y deberás hacer los ajustes necesarios en tu plan de acción, por ello es fundamental que dispongas de un método de medición que te permita saber dónde estás en relación a tus metas.

Pregúntate al empezar cada día ¿Qué voy a hacer hoy para acercarme a mis objetivos?

Artículo que te recomiendo leer:

#5 Mantén la motivación

Por último, y lo más importante, no podrás conseguir hacer tus sueños realidad si no estás motivado para hacerlo. En serio. El 99% de la gente que fracasa es porque se rinde a mitad de camino.

Si estableces metas y sueños que realmente te motiven, no tendrás problema, por eso es importante que pienses a lo grande y seas sincero contigo mismo.

Aún así, hay veces que puedes perder parte de la motivación necesaria para alcanzar tus metas. Es en esos momentos cuando debes recordarte que estás persiguiendo tus propias metas y que tú eres el que las hará realidad o no.

Artículos que te ayudarán a mantenerte motivado:

 

¿Vas a comprometerte contigo mismo para conseguir que éste sea un gran año? Si es así, empieza AHORA. No tienes tiempo que perder. Cada segundo cuenta.

Consigue el trabajo de tus sueños...sin perder meses de tu vida

Únete a más de 5000 personas que están descubriendo cómo ACELERAR su carrera profesional, AHORRARSE meses de búsqueda de empleo y GANAR más dinero

Deja un comentario

Consigue el trabajo de tus sueños...sin perder meses de tu vida

Únete a más de 5000 personas que están descubriendo cómo ACELERAR su carrera profesional, AHORRARSE meses de búsqueda de empleo y GANAR más dinero