porque no consigo trabajo
Conseguir trabajo

¿Por qué no consigues trabajo? Por estos 4 motivos…

Tras meses de búsqueda de empleo sin resultados, muchas personas me hacen la misma pregunta “¿Por qué no consigo trabajo?” Algunos creen que es la falta de experiencia, otros piensan que la edad, otros que no están lo suficientemente preparados, y muchos directamente porque no hay trabajo.

Como dice Anthony Robbins: “Las personas de éxito se hacen mejores preguntas, y como consecuencia, obtienen mejores respuestas“.

Tratar de responder a la pregunta “¿Por qué no consigo trabajo?”  sólo te generará frustración, pues es una pregunta mal planteada. Es demasiado amplia como para poder dar una respuesta concreta.

Yo replantearía esta pregunta en otros términos que me permitiesen obtener una buena respuesta…

Primero, hazte la pregunta correcta

“Primero tienes que aprender las reglas del juego, y después jugarlo mejor que nadie” Albert Einstein

¿Qué es lo primero que harías para aprender a jugar a cualquier deporte, ya sea el tenis o el ajedrez?… Aprender las reglas del juego.

¿Y por dónde comenzarías para aprender esas reglas? Por el terreno de juego: es lo que define cómo se aplican las reglas.

Por ejemplo, necesitarías saber cómo es un campo de tenis o cómo es un tablero de ajedrez para entender cómo se aplican las reglas.

Si quieres aprender a conseguir trabajo, tienes que pensar de la misma manera: debes comenzar por conocer el terreno de juego para comprender cómo se aplican las reglas.

En vez de plantearte una pregunta ambigua como “¿Por qué no consigo trabajo?“, comienza por comprender las reglas de juego y conocer el terreno sobre el que estás jugando.

Comprender cómo funciona el mercado laboral  y cómo te afecta, te ayudará a definir cuál es la mejor estrategia para cazar tu trabajo.

La pregunta que yo comenzaría haciéndome es “¿Qué características tiene el mercado laboral en el que quiero conseguir trabajo y cómo me afectan?” Esta te pregunta es mucho más precisa, y en consecuencia, te permitirá obtener una mejor respuesta.

Los 4  factores clave que define el mercado laboral… y cómo te afectan

A diferencia de un tablero de ajedrez, que es un terreno de juego estático (siempre tiene los mismos límites y características), el mercado laboral es un terreno de juego dinámico: cambia constantemente.

Como te puedes imaginar el mercado laboral actual poco tiene que ver con el de hace 10, 20 o 30 años.

Especialmente, durante los últimos 10 años las características del mercado laboral han cambiado radicalmente debido sobre todo a cuatro factores.

Estos cuatro factores continuarán modificando las reglas del juego durante los próximos años, por eso si los desconoces te será difícil conseguir un trabajo rápido.

 

#1 Te mueves en un mercado global

El primer factor que ha cambiado el mercado laboral radicalmente es la globalización.

Esto tiene su lado bueno…y su lado malo.

Hoy, puedes conseguir trabajo en prácticamente cualquier país del mundo… pero también compites contra profesionales de todo el mundo.

El lado “malo” de la globalización

Muchas empresas han aprovechado la globalización para externalizar servicios a otros países donde el coste es mucho menor.

Los trabajos que se pueden externalizar están desapareciendo de los países más desarrollados para llevarlos a países menos desarrollados.

La globalización es la causa por la que los salarios de muchos profesionales se han visto reducidos: porque compiten contra profesionales de otros países cuyo coste es mucho menor, y si no están dispuestos a competir por el mismo precio, simplemente no pueden competir.

Por eso no debes conformarte con cualquier trabajo:

Si tu trabajo se puede sucontratar o externalizar , ten por seguro sucederá tarde o temprano, y tu única alternativa a esto será competir por un salario menor.

No quieres ese tipo de trabajo porque te obliga a jugar a un juego que no puedes ganar: el de trabajar por cada vez menos dinero y peores condiciones.

La mayoría de los trabajos que se externalizan se corresponden con:

  1. Trabajos industriales se pueden automatizar o subcontratar en países con una mano de obra más barata: como por ejemplo fabricación de automóviles.
  2. Trabajos que exigen poca formación: como por ejemplo tele-operadores o centros de atención al cliente.
  3. Trabajos que exigen formación pero que pueden realizarse a un coste mucho menor en países en vías de desarrollo: como por ejemplo el desarrollo de software en India, la fabricación de componentes electrónicos en China, etc.

Por eso antes de buscar trabajo, deberías preguntarte…

“¿El trabajo que quiero desempeñar puede externalizarse a otros países?”

Si la respuesta es “sí”, ahí tienes una de las posibles causas por las cuales no consigues trabajo.

El lado “bueno” de la globalización

De la misma manera que las empresas tratan de reducir costes, también tratan de “cazar” a los mejores trabajadores estén donde estén.

El talento se cotiza caro porque las empresas de todo el mundo se pelean por los mejores trabajadores: Londres, Munich, Nueva York, Shanghai pueden ser tu próxima residencia si lo deseas.

Los trabajos más demandados ahora, son aquellos relacionados con el conocimiento, y que exigen talento o una formación académica muy especializada.

Esos son los tipos de trabajos que quieres realizar: aquellos en los que existe una competencia menor, basada en ofrecer mayor valor, y por tanto en conseguir mejores condiciones laborales.

La globalización ha polarizado el mercado laboral:

  • Si eres un profesional realmente bueno, puedes conseguir el trabajo que desees, puedes vivir en casi cualquier país del mundo, y tener un salario acorde con el valor que aportas. Tus opciones son casi ilimitadas y podrás vivir bajo tus propias reglas.
  • Si eres un profesional normal, vas a tener dificultades para conseguir un buen trabajo porque hay millones de personas capaces de hacer lo que tú haces. Tendrás que aceptar lo que te ofrezcan y tus opciones serán limitadas: vas a tener que vivir bajo las reglas de otros.

Depende de ti aprovechar o no este factor.

Artículos relacionados:

 

#2 La crisis económica de 2008

El segundo factor que más ha cambiado el mercado laboral es la crisis económica de 2008.

Hace 10 años era relativamente sencillo conseguir trabajo porque en los países occidentales vivíamos en una época de crecimiento económico.

Entonces llegó la crisis que comenzó en 2008 en Estados Unidos, y que se extendió rápidamente al resto del mundo, provocando un efecto devastador: millones de puestos de empleo en todo el mundo desaparecieron en pocos meses.

La crisis hizo que las empresas se centrasen todavía más en reducir costes, porque el dinero pasó a convertirse en algo escaso (esto se conoce como “crisis de liquidez” en el lenguaje financiero).

La crisis económica junto con la globalización, formaron el cóctel perfecto para reducir costes y de paso dejar a millones de trabajadores desempleados y a otros tantos dispuestos a trabajar por menos dinero y en peores condiciones.

La crisis ha aumentado la inestabilidad del mercado laboral: las empresas no quieren asumir más costes de los necesarios y buscan la manera de reducirlos mediante contrataciones temporales, subcontratación de servicios, etc.

Métete bien esto en la cabeza:

No volverás a ver un mercado laboral tan estable como el que había antes de 2008.

Jamás volverá a existir.

De nuevo, se trata de saber aprovechar estos factores a tu favor: que las empresas quieran reducir costes y subcontratar servicios no tiene porque ser necesariamente malo. Muchos trabajadores que han sabido entender estos cambios y se han enriquecido durante la crisis, como por ejemplo:

  • El directivo que deja una gran empresa para montar su propia empresa de servicios de consultoría, y ofrecerse a su anterior empresa como un proveedor de confianza para externalizar ciertos servicios.
  • El desempleado que monta su propia empresa de reformas de viviendas, se especializa en el uso de materiales innovadores de gran calidad para llevar a cabo las reformas, y se certifica como empresa oficial para instalar ese tipo de materiales, posicionándose como un proveedor exclusivo en la zona donde opera.
  • El trabajador por cuenta ajena que decide trabajar por cuenta propia, ofreciendo sus servicios para trabajar por proyectos para distintas empresas, cobrando mucho más de lo que cobraría como trabajador de una empresa.

Si no sabes adaptarte al nuevo mercado laboral, ahí tienes otro motivo por el que no consigues trabajo.

Artículo relacionado:

 

#3 El cambio de la economía industrial a la economía del conocimiento

El tercer factor que ha cambiado completamente el mercado laboral es el cambio de una economía industrial a una economía del conocimiento.

Hace 10 ó 20 años, el sector industrial era el que más peso tenía en la economía de un país. Empresas de automoción, ingeniería, construcción o alimentación generaban millones de puestos de empleo.

Entonces se requerían trabajadores cuyo trabajo era rutinario: minería, fabricas, pesca, agricultura, eran trabajos rutinarios que requerían escasa formación.

Hoy el futuro está en los trabajos relacionados con el conocimiento, precisamente porque como has visto antes, los trabajos de menor cualificación, son normalmente externalizables a otros países más baratos.

El cambio de la era industrial a la era del conocimiento debe enseñarte algo: existe mayor futuro (y dinero) en aquellos trabajos relacionados con el conocimiento.

Si estás tratando de conseguir un trabajo que dejará de existir dentro de poco tiempo porque ya no se demanda, ahí tienes otro motivo por el cual no consigues trabajo.

Artículo relacionado:

 

#4 Cambio de los métodos de búsqueda de empleo

Por último, los medios de búsqueda de empleo también han cambiado a medida que lo ha hecho la tecnología.

Si hace diez años, portales como infojobs o Monster eran los reyes, y enviar curriculums era la principal manera de conseguir una entrevista de trabajo, hoy día las redes sociales y el networking van jugando un papel cada vez más importante en la búsqueda de empleo.

Si la situación del mercado laboral ha cambiado totalmente…

¿Por qué la mayoría de las personas siguen buscando trabajo de la misma manera? ¿Por qué siguen enviando su curriculum a todas las ofertas que ven en los portales de empleo o redes sociales?

Esto es algo que difícilmente funcionará.

Por eso la mayoría de los profesionales tardan tanto tiempo en conseguir empleo: porque no saben cómo hacerlo.

No puedes permitirte estar 6 meses sin tener un empleo, simplemente porque no sabes cómo buscarlo. Eso significa dejar que tu futuro o tu carrera profesional dependan de la suerte.

Si ése es tu plan, ¿qué será de ti dentro de 5 ó 10 años? Tal vez una nueva crisis te deje sin empleo, o tal vez, tu trabajo ya no exista, y no puedas conseguir otro.

¿Desconoces cómo utilizar a tu favor la tecnología para buscar trabajo? Ahí tienes otro motivo por el que no consigues trabajo.

Artículos relacionados:

 

Conclusión

Pueden ser distintos los motivos por los que no consigues trabajo, pero sin duda, reformular la pregunta “¿por qué no consigo trabajo?” en otras preguntas mejor planteadas, te ayudará a conseguir mejores respuestas.

Estoy seguro de que al menos alguno de estos factores te afecta a la hora de conseguir empleo, así que me gustaría que dejases un comentario diciéndome cuáles de estos factores crees que te están afectando a la hora de conseguir empleo y cómo crees que te afectan.

—————————-

Crédito imagen: Photo Credit: David Blackwell. via Compfight cc

Sobre David García

Fundador y autor en Caza tu trabajo, un blog independiente sobre desarrollo personal y profesional con más de 100.000 lectores al mes. Me gusta ayudar a personas inconformistas a mejorar su situación personal y profesional y alcanzar sus metas.

Artículos relacionados

8 thoughts on “¿Por qué no consigues trabajo? Por estos 4 motivos…

  1. Hola David:

    Me pareció muy interesante tu post, y creo que me ayudo bastante, ya que estaba recién haciéndome la pregunta de por qué me cuesta tanto, yo soy profesional, tengo un magíster y de verdad me siento bien preparada; además soy muy responsable y capaz. Sin embargo, creo que no sé bien como buscar trabajo y cuando llego a una entrevista por lo general quedo fuera. Me gustaría que hicieras un análisis respecto a cómo enfrentar una entrevista, ya que sé que es uno de los elementos más subjetivos en la selección de personal pero también el más decisivo (y crítico en mi caso).

    Por otro lado eché de menos en tu análisis la oportunidad de emprender y desarrollar tu propio trabajo sin depender de otros y solo bajo las reglas que impone el mercado… ¿Cuál es tu opinión respecto a esto?

    1. Hola Tamara, en el blog tienes gran cantidad de artículos sobre entrevistas. Respecto a empreder, pues depende de en qué nicho y con que ayuda cuentes. Me quedo con la idea para un futuro post.

  2. parado35 dice:

    He hecho netoworking, he usado linekdin, twitter, facebook, infojobs, cornerjobs, he enviado Cvs, he ido a orientadores laborales, he enviado a ofertas del sepe, no he parado de hacer cursos cursos y cursos y mas putos cursos…

    3 años en paro con una ingenieria y 35 años… estoy ya cansado de vivir con mis padres y de mis padres… solo se busca gente con experiencia o menores de 30 años…

    Yo lo he probado todo, sin exito nignuo y no tengo dinero para afrontar ningun tipo de emprendiemiento ni emigrar ni nada…

    ¿quie hago? me siento al borde de un precipicio… no se para que narices vivir asi, viendo que todo el mundo trabaja, que todo el mundo sin formacion o la justa trabaja, que mis amigos trabajan que mis conocidos trabajan.. no se donde estan esos 5millones de parados y porque cojones yo soy uno si hago todo lo posible para salir del desempleo, no busco trabajo de jefe pero tampoco de limpiar mierda, busco un trabajo normal y corriente de ingeniero.

    Creo que estoy fuera del mercado laboral tras tres años en paro… y no trabajare nunca.

    1. No te lo tomes a nivel personal, el mundo no tiene nada en contra tuyo, se trata tan sólo de la ley de la oferta y la demanda. En vez de lamentarte por todo lo que has hecho sin conseguir resultado, plantéate las siguientes preguntas:
      – ¿Existen personas más jóvenes que tú capaces de hacer lo mismo? Si es así, ¿En qué te diferencias de ellos?
      – ¿Cuántos puestos de trabajo ofrecen dentro de tus especialidad en tu zona o ciudad?
      – ¿Qué te hace mejor que otros candidatos?

      Si no eres capaz de responder estas preguntas, difícilmente conseguirás trabajo

    2. Tuxedo dice:

      Tu comentario me parece el más acertado en cuánto a la situación de muchas personas que buscamos estar activos laboralmente. Después de recorrer todos los foros de coaching laboral, haber tomado cursos de búsqueda de empleo, prepararte para la posición que aspiras y tener un Curriculum de alto impacto al cual ha sido revisado objetivamente por terceros dandote su VoBo, llendo a entrevistas y quedandote en la última, te preguntas ¿qué pasa?.

      Citando los puntos que indica David. ¿Existen personas más jóvenes que tú capaces de hacer lo mismo?. Si, hay gente joven muy competitiva, con un master, dominan el inglés, pueden trabajar 90 horas por semana por un sueldo menor.

      Lo importante es tener muy claras nuestras competencias, y aunque todo eso lo tengo muy claro el resultado es el mismo. Es difícil dejar de laborar, sin embargo, lo más difícil es ir a las entrevistas y que pase el tiempo y no te posiciones.

      Yo sé que es difícil mantener una actitud positiva conforme pasa el tiempo, que llegue el fin de semana y otra semana sin noticias, sin llamadas, sin entrevistas. La experiencia universal dice que el cambio es permanente, no podemos estar sin trabajo por siempre, tarde o temprano tiene que cambiar y si a esto le sumamos nuestra preparación y buena actitud cada día “hay levantarse, quitarse el polvo y a intentar de nuevo”.

  3. Maria Garcia dice:

    Hola David. Te saludo desde México y estoy sorprendida por tu blog. El punto que considero que es uno de los que más me ha afectado es el 4. Sigo estancada buscando, en OCC oportunidades de empleo y quizás no me he dado cuenta que las maneras de buscar trabajo han cambiado. Mis amigos me cuentan de trabajos que ni siquiera sabía que existían y comienzo a frustrarme porque en OCC, al paso del tiempo, publican los mismos empleos.

    Egrese en diciembre de 2013 de la Licenciatura en Economía y aunque el año pasado estuve trabajando en un centro de investigación de giro agrícola, en donde me sentía feliz trabajando, por término de contrato tuve que salir de ahí y la verdad desde enero he comenzado a buscar trabajo y me he sentido muy frustrada al no encontrar nada.

    Aun tengo muchas inquietudes y estoy segura que tu blog me servirá de mucho para poder superarlas.

  4. Totalmente de acuerdo David.
    Muchas veces la gente no se hace las preguntas adecuadas con lo que sólo consiguen las respuestas de siempre. Todo lo que dices en el articulo es cierto como la vida misma. Como profesional de selección me sigue sorprendiendo la cantidad de gente que aún hoy sigue buscando trabajo como hace 10 años…
    Un abrazo

  5. Andrés dice:

    Que tal David, te escribo para felicitarte por tu gran trabajo. Hace 6 meses terminé mi carrera en Ingeniería y estuve buscando trabajo por 3 meses aproximadamente hasta que decidí cazarlo, la verdad fue muy decepcionante darme cuenta de la poca cantidad de trabajos que valían la pena y la mala situación por la que pasaba mi país.

    Sin embargo, encontré tu Blog por casualidad y debo decirte que me ha encantado, he leído todos las publicaciones y he encontrado bastante útil la información que compartes, la cual considero me ha permitido tener una nueva perspectiva sobre el trabajo.

    Tu Blog me ayudó bastante a poder fortalecer mis habilidades, enfocarme en lo realmente importante, y desarrollar una nueva actitud. Gracias a ello hace un mes pude conseguir un trabajo increíble, motivador y bien pagado en uno de los centros de Ingeniería más importantes de mi país. Simplemente quería agradecerte y espero que sigas publicando este valioso contenido, ya que a pesar de haber cazado mi trabajo sigo leyendo tu Blog. Saludos.

Deja un comentario