Por qué NO deberías escoger un trabajo sólo por dinero

Aún recuerdo la primera vez que hice una entrevista de trabajo, estaba contento, pero a la vez algo nervioso, no sabía a lo que me enfrentaba y deseaba que todo fuese bien para conseguir esa beca.

La entrevista fue genial y conseguí la beca, pero al cabo de unos meses me dí cuenta de que no quería trabajar como programador web. No me motivaba y no me imaginaba haciendo eso 8 horas cada día. Sencillamente, era demasiado para algo que no me gustaba.

Así que como no sabía que me motivaba, pensé que lo mejor que podía hacer era enfocarme en trabajos que estuviesen bien pagados, pero después de unos años, debo decir que me equivoqué.

Sé que en una crisis como ésta, lo que voy a decir no va a gustar, pero no me importa: escoger un trabajo sólo por dinero es el mayor error que puedes cometer, de hecho es el camino hacia el fracaso personal.

En este artículo te cuento porqué estarías cometiendo un grave error al escoger un trabajo sólo por dinero.

 

Por qué NO deberías escoger un trabajo sólo por dinero

Cuando terminé la universidad y comencé a trabajar en consultoría, pensé que tenía claro lo que quería: quería ser el tipo con dinero que tiene un BMW, el que se pasea con un traje, mientras el resto de los hombres le envidian y las mujeres le desean. ¿Quién no quiere tener éxito y dinero? Es normal y todos lo deseamos.

Sin embargo, al enfocarte sólo en el dinero, estás aceptando que tu felicidad y tu realización personal dependen de factores externos (el dinero) y de la percepción que otros tienen sobre tí. Al basar tu felicidad y tu satisfacción en el dinero, te conviertes en un esclavo del mismo.

Como dijo Bob Dylan:

¿Qué es el dinero? Un hombre triunfa cuando es libre para hacer lo que quiere desde que se levanta hasta que se acuesta.

No me malinterpretes, yo soy el primero que escogería un trabajo por dinero si no tuviese otra opción. Lo primero es comer, y ahí no hay discusión. Pero, aún si ésta es tu situación, no deberías renunciar a tus sueños sólo por dinero.

Piénsalo, ¿crees que tener un trabajo estresante o que no te gusta, por el mero hecho de ganar dinero te hace diferente a los demás?,  Siento decirte que no. Existen millones de personas en esa situación.

Creeme he trabajado en grandes empresas donde gente que ganaba salarios altos eran auténticos infelices, se sentían esclavos de su trabajo, y sabían que no eran ellos los que controlaban su vida, sino sus jefes o sus clientes. Vivían estresados esperando a que llegase el fin de semana para beber un par de copas y olvidar lo triste que era su vida de lunes a viernes. ¿De verdad consideras que eso es el éxito?

Está demostrado que los factores extrínsecos (dinero, aprobación social) a la larga no motivan, sobre todo a aquellas personas más inteligentes.

Llegará un punto en el que el dinero no será suficiente, perderás la motivación, no te gustará lo que haces, probablemente no soportarás estar ocho horas en una oficina todos los días haciendo lo mismo, y comenzarás a hacer peor tu trabajo, entonces tu carrera profesional se habrá acabado, y tu vida con ella.

La única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Steve Jobs.

No te conviertas en una persona que espera a vivir la vida cuando se jubila. Escoge un trabajo que te haga feliz y disfruta de cada día de tu vida.

La psicología del trabajo

No me invento nada de lo que te he contado hasta ahora, todo tiene que ver con la psicología de la motivación.

Maslow resumió en su pirámide mejor que nadie cómo el ser humano trata de cubrir sus necesidades primarias (alimento, seguridad, sexualidad), y como a medida que tiene éstas cubiertas, pasa al siguiente nivel de la pirámide (aprobación social, autoconfianza, autorrealización). En el trabajo sucede exáctamente lo mismo.

Si quieres ser feliz, tu trabajo debe ser capaz de cubrir todas tus necesidades y aspiraciones.

 

Las características que debe cumplir el trabajo de tus sueños

Ahora que ya nos hemos puesto de acuerdo en lo porqué NO debes escoger un trabajo por dinero, y en porqué deberías buscar un trabajo que te motive, vamos a definir las características que debe reunir ese trabajo.

Para ello utilizaré la pirámide de Maslow y definiré las características que debe reunir el trabajo de tus sueños para cada uno de esos niveles. Empezaré por el nivel más bajo de la pirámide y seguiré hasta el más alto:Pirámide_de_Maslow

  • Necesidades fisiológicas y seguridad: tu trabajo debe proporcionarte los recursos económicos necesarios para poder llevar a cabo la vida que deseas: poder gozar de buena salud, alimentarte correctamente, tener una familia, una casa o cualquier otra meta que te plantees que implique la necesidad de disponer de recursos económicos.
  • Afiliación: en este plano tu trabajo implica que debes ser capaz de relacionarte con otras personas, desarrollar vínculos personales de amistad u otro tipo.
  • Reconocimiento: en este nivel tu trabajo supone un reconocimiento social, los demás te respetan e incluso admiran por aquello que consigues, y esto te ayuda a su vez a desarrollar la autoconfianza, y a encaminarte hacia el éxito.
  • Autorrealización: en este nivel tu trabajo te permite ser quien realmente eres. Te planteas metas a nivel personal y profesional que eres capaz de conseguir y consigues el verdadero éxito siendo la persona que realmente quieres ser.

Como ves, el dinero sólo puede cubrir las 2 capas más bajas de la pirámide de Maslow, por lo que, por si sólo no te hará feliz. Yo diría que “el dinero no da la felicidad, aunque ayuda bastante”.

Es cierto, el dinero puede comprar muchas cosas, y darte más calidad de vida, pero teniendo en cuenta la pirámide, debes ver el dinero como un medio para ser feliz, pero no como un fin. Podríamos decir que el dinero es una condición necesaria para ser feliz, pero no suficiente.

Si piensas en las personas que más dinero ganan, como por ejemplo futbolistas como Cristiano Ronaldo o Messi, son personas que escogieron su profesión porque jugar al fútbol les permitía ser ellos mismos, disfrutar y expresarse siendo su yo más auténtico. La clave es que escogieron su trabajo porque les permitía autorrealizarse, que es el último nivel de la pirámide.

Esto es lo que se conoce como “fluir”, cuando encuentras un trabajo que te gusta y se te da bien, fluyes, todo sale automáticamente y sin esfuerzo, porque estás siguiendo el camino que debes seguir. Eres la expresión más auténtica de tí mismo, y por ello das lo mejor de tí en el trabajo. No importan las horas que tengas que invertir, o el esfuerzo que debas hacer, puesto que tu trabajo te satisface a nivel profesional y a nivel personal.

Para mí escoger un trabajo que te permita autorrealizarte y que te haga feliz, no es una opción, es una obligación si quieres tener una vida plena y estar satisfecho contigo mismo.

Cuando escojas un trabajo, ya sea en una empresa, por tu cuenta, o montando tu propio negocio, pregúntate ¿disfruto con esto? ¿realmente puedo ser yo mismo y disfrutar de mi vida trabajando en esto? Eso, suponiendo que tu trabajo cumple las necesidades fisiológicas y de seguridad, es lo que en última instancia te hará feliz.

 

Una historia que te aclarará las cosas

En un pequeño pueblecito de la Riviera Maya mexicana vivía un pescador. Iba todos los días por la mañana a pescar comida para su familia y cuando había pescado lo suficiente, volvía a casa con los suyos para disfrutar del día.

Un día, mientras volvía a casa, se encontró con un norteamericano que estaba allí de vacaciones, quien fascinado por la pesca del mexicano, le preguntó:

– ¿Usted sólo ha pescado todo eso?

– Sí – respondió el pescador mexicano.

– ¿Y cuánto tiempo le ha llevado? – volvió a preguntar el norteamericano.

– 2 horas señor – respondió de nuevo el pescador.

– ¡Sólo 2 horas! – exclamo el turista. ¿Y que haces el resto del día? – volvió a preguntar.

– Disfruto de mi familia y de mis amigos, señor. Mi mujer prepara una rica comida, después duermo la siesta, disfruto de mis hijos, y por la tarde voy a la plaza con mis amigos – respondió el pescador.

– Qué pérdida de tiempo – exclamó el norteamericano. Si trabajase 8 horas al día pescaría 4 veces más y en poco tiempo podría comprar un barco para ir a pescar.

– ¿Pero por qué, señor? – preguntó extrañado el mexicano.

– Porque así haría mucho más dinero, entonces con ese dinero, podría comprar más barcos y contratar a gente que pescase para usted – explicó el norteamericano entusiasmado.

– ¿Y para que quiero eso, señor? – preguntó el pescador, muy extrañado.

– ¡Para vender la empresa por millones de dólares, y entonces sería rico! – el norteamericano estaba cada vez más entusiasmado.

– ¿Y que haría con todo ese dinero señor? – el mexicano no parecía entender el punto de vista del norteamericano.

– Es muy sencillo – sonrió el norteamericano. ¡No tendría que trabajar! y entonces podría disfrutar de la comida de su mujer, dormir la siesta, jugar con sus hijos, y disfrutar de sus amigos – el americano respondió como si fuese obvio.

– Pero señor, no necesito dinero para disfrutar de todo eso, porque ya lo tengo – el mexicano sonrió.

 

¿Qué tiene que ver esta historia con escoger un trabajo por dinero? Muy sencillo. En esta historia el pescador mexicano ya está en el nivel más alto de la pirámide de Maslow. Al tener sus necesidades cubiertas, el pescador se enfoca en la amistad, el reconocimiento y la autorrealización, a través de familiares y amigos, mientras que el norteamericano, al ver el dinero como un fin y no como un medio, se enfoca en los niveles más bajos de la pirámide, porque cree que así llegará a los más altos.

La moraleja de las historia es que no es necesario ser millonario para disfrutar de la vida. Entendiendo el dinero como un medio, y no como un fin, somos capaces de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, que, de otra manera, pasarían desapercibidas.

No me malintepretes, me encantaría tener 1000 millones de euros en mi cuenta corriente, pero si no los tengo, no pasa nada, porque mientras tenga el suficiente dinero como para tener una buena calidad de vida, puedo alcanzar mis objetivos en la vida, y ser feliz como para disfrutar de mi pareja, familia o amigos sin la necesidad de tener todo ese dinero. Al fin y al cabo, se trata de definir prioridades.

 

Si crees al igual que yo, que tu felicidad no depende exclusivamente del dinero, y que no deberías escoger un trabajo sólo por dinero, twitea este artículo o compártelo con tus amigos, o con cualquier persona que quieras que sea feliz.

Crédito imagen: Joe Wolf via Compfight

Consigue el trabajo de tus sueños...sin perder meses de tu vida

Únete a más de 5000 personas que están descubriendo cómo ACELERAR su carrera profesional, AHORRARSE meses de búsqueda de empleo y GANAR más dinero

Gracias por apuntarte.

Ups, ha habido algún error y no he podido apuntarte

Comentarios

  1. Anabel
  2. juan C.
  3. Loreto Borobia
  4. AG
      • AG
  5. Lisandro Milesi
  6. edris repollet
  7. Juan David

Deja un comentario

Consigue el trabajo de tus sueños...sin perder meses de tu vida

Únete a más de 5000 personas que están descubriendo cómo ACELERAR su carrera profesional, AHORRARSE meses de búsqueda de empleo y GANAR más dinero

Gracias por apuntarte

Ups, parece que ha habido algún error, inténtalo más tarde