¿Padeces el síndrome de “Odio mi trabajo”? Aquí tienes la cura

Muchas personas se encuentran en esta situación. Se levantan cada mañana para ir a un trabajo que detestan. Para mí, durante un tiempo fue así, pero decidí que no merece la pena desperdiciar tu vida quejándote por algo que tiene solución.

Por eso en este artículo te cuento qué alternativas tienes a quejarte de tu trabajo, y empezar a ser feliz. No malgastes tu vida, es demasiado valiosa como para perderla.

 

Síntomas del sídrome de “Odio mi trabajo”

Parece mentira que en pleno siglo XXI, con todo lo que hemos avanzado como sociedad (al menos en el mundo occidental), haya tanta gente infeliz. De hecho, la enfermedad del siglo XXI es la depresión.

Este video del método “Vivir sin ansiedad” lo resume bien. La ansiedad laboral y el estrés por trabajo, se han convertido en un auténtico negocio para las empresas farmacéuticas que ganan cientos o miles de euros por cada enfermo.

[NOTA: Si te interesa el método “Vivir sin ansiedad”, haz click aquí (enlace de afiliado) para saber más. Te lo recomiendo porque su autor es un auténtico crack que ha ayudado a mucha gente que padece esta enfermedad por un precio mucho menor que el de cualquier medicamento o tratamiento psicológico.]

Podríamos decir que puede haber múltiples causas, pero salvo tragedias personales, la mayor parte de la gente se deprime por un motivo: no llevan la vida que les gustaría llevar, y lo peor de todo, es que piensan que no pueden hacer nada para remediarlo, tienen una actitud completamente pasiva ante la vida.

Si odias tu trabajo, y te crees que eres una víctima del destino, y que no es culpa tuyo lo que sucede, haz un ejercicio de responsabilidad: nadie te obliga a estar en un trabajo que no te gusta, salvo tú mismo. Grábate esto a fuego, porque es la realidad.

Vamos a ver los síntomas más comunes del síndrome “Odio mi trabajo” para que puedas saber si lo padeces.

 

“Odio mi trabajo pero no puedo dejarlo”

¿En serio? Deja de ponerte excusas y autoconvencerte. Claro que puedes, lo que pasa es que no quieres. Sólo tienes que planificarlo adecuadamente.

¿Que tu situación es complicada? Mucha gente pone excusas del tipo “si no tuviese familia, dejaría mi trabajo y montaría mi empresa, pero no puedo arriegarme” No te pongas excusas. Tu situación no es complicada, es bien sencilla: realmente no deseas cambiar tu situación, si así fuera, harías todo lo que estuviese en tu mano. Es más sencillo quejarse, que actuar y buscar posibilidades.

Cada día miles de personas dejan trabajos que detestan para buscar alternativas mejores. Muchos de ellos en situaciones más complicadas que la tuya. Y salen adelante. Tú eres capaz de conseguir lo mismo si te lo propones de verdad.

Quizás cometiste el error de escoger tu trabajo sólo por el dinero, y ahora en vez de enfocarte en buscar un trabajo que te guste, sigues pensando que no puedes cambiar tu realidad, y te pones todo tipo de excusas para seguir siendo una persona mediocre.

 

“Algún día…”

“Algún día dejaré mi trabajo”

“Algún día montaré mi propio negocio”

“Algún día viajaré por el mundo”

“Algún día haré un trabajo que me guste”

Algún día es el síndrome de los fracasados, de aquellos que sueñan, pero que nunca pondrán los medios necesarios para alcanzar sus metas. De aquellos que se sientan a esperar, a ver si la situación cambia. Si no has hecho nada por cambiar la situación ¿por qué esperas que tu situación cambie?

La definición de locura es hacer siempre lo mismo, y esperar resultados diferentes. – Albert Einstein.

La realidad

La verdad duele, y por ello mucha gente no se atreverá a decírtela. Puede que si le cuentas a alguien que odias tu trabajo, esa persona te dé la razón, te haga sentir bien, y te diga lo que quieres oír. Pero yo no estoy aquí para hacer eso. Yo estoy aquí para decirte las cosas tal y como son. Para decirte lo que me hubiera gustado que me dijesen cuando estaba en tu situación:

Tienes lo que te mereces

Tengo una teoría: normalmente cada uno tiene lo que merece en esta vida. Salvo desgracias o imprevistos, una cosa es cierta: tu situación actual es la consecuencia de tus decisiones pasadas. Si te hubieses enfocado al éxito, tendrías éxito, si te enfocas al fracaso, tendrás fracaso. Cambia tu actitud.

¿Piensas que te estoy vendiendo “la moto”?

Vale, convéncete de que te vendo la moto. De que no sé de lo que hablo (aunque haya pasado por esta situación). Convéncete de que nadie salvo tú mismo te entiende, y de que hagas lo que hagas tu situación no cambiará. Húndete, no hagas nada, sigue igual. Esa  es la opción fácil, pero hay otra.

¿Buscas soluciones?

La solución al síndrome de odio mi trabajo

La mejor ayuda es la que te puedes dar a tí mismo.

Nada de lo que diga servirá si no estás dispuesto a cambiar de actitud y probar cosas nuevas, pero si estás dispuesto a escuchar, aquí tienes una lista de acciones que puedes llevar a cabo para superar esta situación.

Acciones que me funcionaron. Acciones que te funcionarán, porque te aseguro que investigué todas las soluciones durante un tiempo, compré todas las motos posibles, y probé todo lo que podía probar, así que no pierdas el tiempo.

Pasa a la acción y cambia YA tu situación.

#1 Busca alternativas

Como he dicho, no esperes cambiar la situación si no pasas a la acción. ¿Qué has hecho últimamente aparte de quejarte? Seguro que poco más.

Qué tal pasar a la acción con lo siguiente:

  • Hacer networking en eventos en tu ciudad de actividades que te interesen, y que podrían transformarse en negocio: fotografía, pintura, viajes, idiomas. Webs como meetup te lo ponen fácil.
  • Plantearte metas profesionales y personales de manera inteligente, encontrar a gente que haya hecho cosas parecidas y contactar con ellos para preguntarles. Esto es lo que yo hice cuando me puse a trabajar por mi cuenta, o para planificar mi viaje por sudeste asiático. Te sorprenderá la cantidad de gente que querrá contarte sus experiencias para ayudarte.
  • Empezar a buscar otros trabajos de manera planificada: empieza por definir aquellos trabajos que te gustaría hacer. Permítete elegir. ¿Qué te falta para poder hacer esos trabajos? ¿Qué acciones puedes tomar que te ayuden a conseguirlos? La clave es definir de manera precisa.

#2 Sal de tu zona de confort

Haz cada día algo diferente. Aprende cosas nuevas. Busca evolucionar y crecer personal y profesionalmente, ya que esto te mantendrá motivado. Salir de tu zona de confort, atraverte a hacer cosas que no hacías y plantearte nuevos retos te ayudará a mejorar tu autoestima y afrontar tu trabajo de manera más positiva.

Estas son algunas de las cosas que hice para buscar la motivación mientras buscaba una salida al trabajo que no me gustaba:

  • Aprender artes marciales.
  • Viajar sólo unas vacaciones por el sudeste asiático.
  • Acudir a espacios de coworking, donde conocí a emprendedores y empresarios y comencé a generar oportunidades.
  • Crear mi propio blog y con ello mi propio movimiento: pienso hacer de Caza tu trabajo la mejor web de desarrollo profesional y personal.
  • Aprender marketing online.
  • Aumentar mi inteligencia financiera y buscar nuevas formas de ganar dinero.
  • Recuperar viejas amistades.
  • Estudiar libros de éxito y personas que han triunfado a nivel personal y profesional, y aprender de ellas.

#3 Cambia tu actitud

Odio mi trabajo pero necesito el dinero

Por último, si quieres cambiar tu vida, deja de repetirte “odio mi trabajo”. Repetirte esto una y otra vez sólo te llevará a estar frustrado y centrarte en lo negativo. Eso no te va a ayudar para nada.

La frustración es como un veneno que va dañando tu cerebro, impidiéndote ver el mundo de opciones y posibilidades que tienes delante de tí.

Es más inteligente adoptar una mentalidad positiva. Eso te carga las pilas de energía. Es como un chute de vitaminas para tu cerebro, que te permitirá alcanzar metas que antes pensabas imposibles.

Mientras buscas cómo puedes cambiar de un trabajo a otro enfócate en lo positivo que tienes, que no es poco:

  • Disfrutar de tu familia y amigos.
  • Aprender en tu trabajo.
  • Ahorrar y disfrutar de tu dinero.

Desarrollar una mentalidad positiva es una buena estrategia para empezar a cambiar tu situación.

Artículos relacionados que te ayudarán a desarrollar una mentalidad positiva:

Empieza YA a cambiar tu situación, en serio, no tienes excusas para no hacerlo. La decisión es tuya.

Comentarios

  1. Juan
  2. Elena
  3. Andrea Lopez
  4. Camino

Deja un comentario

Deja de PERDER MESES de tu VIDA buscando un trabajo MEDIOCRE. CONSIGUE el trabajo que deseas RÁPIDO¡Averigua cómo!