cristiano ronaldo éxito
Éxito, Ganar dinero, Motivación, Trabajo

No busques trabajo sin responder antes a esta pregunta

¿Qué tienen en común Steve Jobs, Cristiano Ronaldo, o Will Smith? ¿Qué tienen en común todas aquellas personas que consiguen destacar en distintos campos profesionales?

Si quieres alcanzar el éxito a nivel profesional, te recomiendo que respondas antes a la pregunta que ellos supieron responder en algún momento de su vida.

La tragedia de la mediocridad

Tu trabajo va a ocupar una parte muy importante de tu vida. La única manera de hacer bien tu trabajo, es dedicarte a aquello que amas. Steve Jobs.

Desde que comencé a escribir este blog, siempre he defendido que debes tratar de conseguir el trabajo de tus sueños, ¿por qué vas a conformarte con menos? Hacerlo sería limitarte a conseguir un trabajo promedio, para conseguir unos resultados promedios. ¿Es eso lo que quieres? Eso sería aceptar ser una persona mediocre, y estoy seguro de que no lo eres.

El problema es que conseguir el trabajo de tus sueños no es nada sencillo, y muchos lectores me han dejado comentarios en el blog, o me han contactado a través de Linkedin para contarme un problema muy similar:

Tengo un trabajo que no me gusta, y no sé que hacer para cambiarlo, llevo X años en un trabajo que no me motiva, mal pagado, y no veo cómo puedo cambiar mi situación.

No quieren llevar una vida mediocre. Quieren resolver ese problema, pero no saben cómo hacerlo. Por eso, he decidido escribir este artículo.

La pregunta que debes hacerte antes de cazar tu trabajo

Antes de comenzar a cazar tu trabajo, necesitas saber qué trabajo quieres cazar y qué posibilidades tienes de conseguirlo. Para ello es muy útil conocer cual es tu “punto de máxima contribución”.

El punto de máxima contribución es el lugar en el que convergen lo que te motiva, lo que sabes hacer bien y aquello por lo que otros están dispuestos a pagarte.

Estas son las tres condiciones que debes buscar en el trabajo que desees cazar.

Veamos porqué debes buscar estos tres puntos:

  • Motivación: la motivación es la gasolina que te hace despertarte cada mañana con ilusión y ganas de ir a trabajar y hacer cosas nuevas. Si vas a trabajar 30 ó 40 años de tu vida, ¿no es mejor despertarse cada mañana ilusionado con tu trabajo?

  • Valor: el valor que seas capaz de aportar en tu trabajo es lo que te va a permitir progresar en tu carrera profesional a lo largo de los años. Si tu trabajo no se te da bien, o simplemente lo haces como lo podría hacer la mayoría de las personas, tendrás un trabajo promedio, y un salario promedio. Sin embargo, si eres capaz de aportar más valor que la mayoría de las personas, tendrás un trabajo excelente y un sueldo excelente, además de mayor seguridad en tu empleo, ya que nadie quiere despedir a un buen trabajador.

  • Dinero: el tercer elemento es el dinero. Puede que haya gente que te diga que el dinero no es importante, o que no da la felicidad, pero mejor piénsalo al revés, la ausencia de dinero sí es importante, y sin dinero, es más complicado ser feliz. El dinero no es la finalidad del trabajo, el dinero es el medio que te permite llevar la vida que deseas. Cuantos más medios tengas, más fácil te será poder cumplir tus sueños y tus expectativas.

punto de maxima contribucion

La pregunta que debes responder, y que es la que todas las personas que gozan de éxito a nivel profesional, han sabido responder en algún momento de su vida es…

 ¿Cuál es tu punto de máxima contribución?

Responder a esta pregunta, es uno de los mejores ejercicios que puedes hacer, especialmente si vas a comenzar una nueva carrera profesional.

La importancia del punto de máxima contribución

A menudo, mucha de la gente se plantea encontrar un empleo a toda costa, sin importar mucho en que consista. Consideran que, mientras perciban un salario, todo va bien.

Con frecuencia acaban encontrando un trabajo que no reúne las tres cualidades necesarias para que se dé el punto de máxima contribución, y como consecuencia fracasan a largo plazo.

¿Por qué?

Veamos que sucede si tu trabajo no reúne las cualidades necesarias para que se dé el punto de máxima contribución:

  • Si tu trabajo te motiva, y puedes aportar valor, pero está mal pagado, las necesidades económicas te harán perder la motivación, lo que te llevará a hacer peor tu trabajo y a tener que salir a cazar otro trabajo en poco tiempo.
  • Si tu trabajo está bien pagado, y eres capaz de aportar valor, pero tu trabajo no te motiva, acabarás cansado y frustrado con tu trabajo, y probablemente lo harás cada vez peor y con menos ganas, y de nuevo, tendrás que salir a cazar otro trabajo en poco tiempo.
  • Si tu trabajo está bien pagado y te motiva, pero no aportas el valor que necesita la empresa, probablemente tu empresa te despedirá, ya que te verá como un coste que no es capaz de recuperar. De nuevo, al poco tiempo, tendrás que cazar otro trabajo.

El punto de máxima contribución te permite ser radicalmente despiadado con aquellos trabajos que no te ayudan a construir tu carrera profesional.

En vez de optar a 20 puestos de trabajo que no te llevan a nada, te permite optar a 2 ó 3 que pueden causar un verdadero impacto en tu vida profesional y personal. El punto de máxima contribución te permite centrarte en la calidad en vez de en la cantidad. Una vez encuentres este punto, puedes estar seguro de que habrás encontrado el trabajo adecuado.

Pero no te voy a mentir: encontrar este punto requiere un esfuerzo mayor que el que está dispuesto a hacer la mayoría de la gente.

Encontrar este punto requiere cambiar de actitud.

Tendrás que llevar la iniciativa y esforzarte. ¿Estás dispuesto a ello?

Perfecto.

Para ver cómo puedes encontrar el punto de máxima contribución, vamos a ver cada una de las áreas implicadas: motivación, valor y dinero.

¿Qué es lo que te motiva?

La motivación es un factor fundamental en el trabajo, te ayuda a levantarte ilusionado cada mañana, y a hacer bien tu trabajo.

A menudo la mayoría de la gente se pregunta “¿qué trabajo me gustaría?” Hacen listados de prioridades, de posibles puestos de trabajo, leen multitud de libros de autoayuda, pero nunca pasan a la acción. Por eso hay tanta gente frustrada con su trabajo: porque nunca han trabajado en algo que les motive y que les ilusione.

Ni el mejor de los libros de autoayuda te va a servir para encontrar el trabajo de tus sueños si no pasas a la acción. Así que no pierdas el tiempo, deja de escribir tus ideas en papel y empieza a hacerlas realidad.

Una manera sencilla de empezar a buscar trabajos que te motiven es preguntar a otros que ya los estén haciendo.

¿Crees que te gustaría trabajar en el departamento de ventas de una empresa? Contacta con 5 ó 10 comerciales de diferentes empresas, y pregúntales cómo es su día a día, qué es lo que más les gusta de su trabajo y que es lo que menos, qué habilidades y aptitudes requiere y todo aquello que consideres relevante.

Otra manera de pasar a la acción es comenzar a formarte en tu tiempo libre sobre temas que te motiven. Programación, música, deporte… se trata de llevar tus hobbies al siguiente nivel y ver si te podrías dedicar a ellos profesionalmente. Y no me digas que no tienes tiempo: puedes aprovechar entre semana después de trabajar, los fines de semana o incluso el verano.

Si realmente deseas cambiar tu situación, debes estar dispuesto a hacer los sacrificios necesarios.

Artículos que te recomiendo leer para encontrar lo que más te motiva:

  • Cómo hacer networking: en este artículo aprenderás trucos para contactar con profesionales que te pueden ayudar en tu carrera profesional y cómo hacer crecer poco a poco esa red de contactos.

¿Dónde puedes aportar más valor?

Lo siguiente que debes tener en cuenta a la hora de buscar el mejor trabajo para tí, es definir dónde podrías aportar el máximo valor como trabajador.

Es decir, encontrar aquello que se te da mejor hacer, aquello para lo que tienes una habilidad o aptitudes innatas, y aquello para lo que posees los conocimientos necesarios, ya sea una carrera universitaria, cursos o incluso trabajos donde hayas aprendido esas habilidades y aptitudes (idealmente cuanta mayor formación mejor).

Una vez detectes tus fortalezas, debes buscar cómo se traducen esas fortalezas en habilidades requeridas para ciertos puestos de trabajo.

Puedes empezar primero las fortalezas “técnicas”, como suelen ser el conocimiento académico (por ejemplo si has estudiado informática, derecho, finanzas, psicología), o cursos de formación, que tienen una traducción directa en lo que a tipos de trabajo que puedes realizar.

Una vez hayas hecho un listado de puestos de trabajo (escoge unos 10 ó 15 que crees que te podrían gustar en base a lo que has definido en el apartado anterior), puedes afinar más con tus habilidades “innatas”, o con aquellas aptitudes que más fácilmente puedes aprovechar en un trabajo, como por ejemplo: capacidad analítica, comunicación, creatividad, tolerancia al estrés, etc.

Artículos que te recomiendo leer para encontrar el punto donde puedes aportar el máximo valor:

  • Cómo construir tu propuesta de valor: en este artículo aprenderás a analizar tus fortalezas y debilidades, y a traducirlas en habilidades demandadas por las empresas, para después diferenciarte del resto de personas que optan a ese tipo de puestos de trabajo.
  • Marca personal: ve más allá del curriculum, aprende cómo pasar de ser la oferta (un candidato más) a ser la demanda (una persona deseada por las empresas).

 

¿Cómo vas a ganar dinero?

Este último apartado, que parece obvio, no lo es tanto.

Otro de los errores frecuentes que veo que cometen muchos profesionales, es centrarse en trabajos con sueldos estables, que crecen en función de los resultados de la empresa, pero no del mérito propio. Esto es un gran error.

Si buscas un trabajo en el que tu salario dependa de factores externos, y no de tu rendimiento, estás dejando tu calidad de vida en manos de otros.

Yo personalmente prefiero aquellos trabajos en los que el salario fijo puede ser un poco más bajo, pero el variable más alto, siempre que este dependa de mi rendimiento.

Esto es importante porque, como hemos visto en el apartado anterior, si eres un profesional capaz de aportar un gran valor a tu empresa, tu salario deberá ir acorde con lo que aportas. Así que asegúrate de que tu sueldo incluya una componente en la que se premie tu esfuerzo y tu valía.

Artículos que te recomiendo leer para profundizar más en el tema del dinero:

  • Trabajar por Internet: si estás desempleado, Internet puede ser una buena alternativa para generar tus primeros ingresos. Lo mejor de todo: no está reñido con trabajar, y puedes tener una fuente complementaria de ingresos que garantizan tu estabilidad financiera.

El punto de máxima contribución es lo que todas las personas de éxito han conseguido encontrar: grandes empresarios como Steve Jobs, deportistas como Cristiano Ronaldo, actores como Will Smith, todos ellos han sabido encontrar aquello que les motivaba, se les daba bien hacer y les permitía ganar dinero en función de su trabajo.

¿Cuál es tu punto de máxima contribución?

Si te ha gustado el artículo compártelo con aquellas personas a quienes crees que puede ayudar.

 

Sobre David García

Fundador y autor en Caza tu trabajo, un blog independiente sobre desarrollo personal y profesional con más de 100.000 lectores al mes. Me gusta ayudar a personas inconformistas a mejorar su situación personal y profesional y alcanzar sus metas.

Artículos relacionados

18 thoughts on “No busques trabajo sin responder antes a esta pregunta

  1. Danilo Ríos dice:

    Felicitaciones por tus artículos, estaba en busca de algo relacionado a una desmotivación con mi trabajo pero he encontrado cada vez más enlaces con artículos súper interesantes. Mi nombre es Danilo Ríos, vivo en Ecuador, soy Ingeniero en Administración de Empresas y eso me ha tenido muy deprimido y desilusionado a la vez. En los últimos meses hemos emprendido un negocio familiar con mi papá, el fue jugador de fútbol profesional y hemos tratado de explotar eso mediante una escuela de fútbol, la cuál ha tenido una acogida media, pero esperamos que crezca y se convierta en una gran empresa. He leído sobre el tema de la marca personal, es algo que espero realizar con mi papá, ya que mi papá formó su escuela bajo el nombre de un equipo local como lo es Liga Deportiva Universitaria de Quito.
    Bueno pasando al tema que literalmente me tiene muy desesperado es mi trabajo, yo trabajo para la empresa que gestiona las operaciones del Aeropuerto Mariscal Sucre en Quito, es una muy buena empresa, pero el cargo que desempeño es el más bajo de toda la empresa, he tratado de estar feliz con mi trabajo pero es muy mal remunerado, aparte de que no tiene absolutamente nada que ver con mi carrera profesional. Por mucho tiempo he buscado “mi trabajo ideal” pero no he podido acceder al mismo, yo soy muy bueno con los números, asesorando en el ámbito financiero, de hecho hice un par de cursos que engrosen el currículum para tratar de acceder a otras empresas que me permitan desarrollarme en el campo pero ha sido muy difícil para mí y no he podido exponer mi capacidad al 100% porque lastimosamente en todos los trabajos en los que me he relacionado son puestos operativos y no he podido perseguir algo relacionado a mis aptitudes. Espero puedas responderme a este comentario y escribirme. Muchas gracias

    1. Hola Danilo, para conseguir ese trabajo ideal no basta sólo con ser bueno, tienes que DIFERENCIARTE. Y más si no tienes experiencia.

      Si estás emprendiendo ese negocio con tu padre, puedes tratar de usar esas habilidades ahí y luego esa experiencia para diferenciarte de otros candidatos. Empezar una empresa desde cero y hacerla crecer requiere conocimientos financieros que cualquier empresa agradecerá, y más si lo haces como emprendedor, ya que vas a desarrollar esos conocimientos como empresario, no solo como un trabajador.

  2. Martín de Argentina dice:

    Realmente me siento muy desesperado en este momento. Probablemente no sea el mejor momento para escribir, así que pido perdón de ante mano si no me expreso bien.

    Lo único que quisiera saber es si hay algún artículo que exprese lo que siento porque en varias oportunidades he leído eso que EXACTAMENTE me estaba pasando, y me sentía reconfortado.

    Siento que necesito un cambio ya. Me siento muy culpable por no poder sostener una decisión que elegí hasta hace no muchos años (ser profesor para escuela secundaria). No quiero predicar lo que no me pasa, es decir, que quisiera saber bien de lo que hablo y no por “boca de ganso”. Me cuesta tanto ser sacar de adentro lo que me pasa……

    sé muy bien todo lo que se debería hacer para “cazar” tu trabajo, pero en este momento en que por momentos quisiera llorar, ¿cómo se hace? Agradezco a la vida todas las dificultades que me aparecieron tanto en el profesorado como durante mi carrera profesional, pero llega un momento en que tenés que dejar de tener esas “situaciones aleccionadoras”…. Sé que son muy imporatantes tenerlas porque te van situando cada vez más en donde quieres estar, te hacen pensar, reflexionar, sacar el aprendizaje de lo negativo, en definitiva, te ayudan….
    Pero uno ya quisiera dejar de equivocarse. Siempre que trato de sentirme reconfortado pienso qué frase voy a poner en el buscador de internet para ver con qué puedo encontrarme del otro lado (de la pantalla). Ya lo he dicho en alguna oportunidad. Hoy hubiese buscado “soy muy infeliz en mi trabajo”, aunque en realidad es “…en mi labor (de profesor de secundaria)”. Que el tiempo ya no va a volver atrás, que no me siento cómodo en ese lugar. Que a pesar de todo lo intentaría una vez más, como tantos otros exitosos y famosos, pero que no sé cómo, dónde y con quién hacerlo. No quiero tener el fracaso asegurado. Más allá de que me guste o no mi labor, ¿cómo dejar de sufrir?
    No quiero extenderme demasiado; pido un millón de disculpas por eso. Pero es feo sentirse agitado, como oprimido. El pecho, y los brazos como temblando. Con ganas de correr.

    Ya pensé tanto, pienso tanto, y voy a seguir pensando, que tengo que tomar una decisión. Ya termina el año, espero que salga todo bien. Quisiera saber si me equivoqué tanto, si soy un inútil, si todo el resto es lo que está mal.
    Hoy, mientras estaba haciendo cosas en casa para el trabajo, me detuve un momento porque me estaba empezando a “hacer mier..” (hacer la cabeza), y me surgió pensar en las vacaciones, pero no por turismo, sino por el hecho de decir ¿qué es lo que quiero para mí mismo? ¿qué representan para mí las vacaciones? es decir, ¿cómo quiero que sea “mi lugar”? Y contesté: que todas esas personas tóxicas estén lo más lejos mío. Eso serían mis vacaciones, un lugar, una ciudad donde vivir, un trabajo que me libere de esas personas tóxicas, que me retrotraen al pasado… un lugar en el que no me siento cómodo, no me hallo, siento que es justo lo contrario, no sé….
    Que esas personas sigan existiendo, sí, pero lo más lejos mío posible….
    Que no me hagan pensar en el pasado, que no me quiten la salud…. las ganas, el entusiasmo. En definitiva, estoy buscando paz.

    El éxito profesional lleva un tiempo más o menos largo, y el dinero podrá venir en cantidad o no (realmente no está ni en el top 10 de mis valores). Sólo quiero saber qué camino seguir ahora, mientras estoy escribiendo este mensaje. ¿Cómo hacer para no sentirme tan culpable por haber elegido un camino nuevo? ¿Cómo saber, con tantas situaciones vividas, que no me estoy equivocando una vez más?

  3. Nico dice:

    Hola David. Me ha gustado mucho el concepto que presentas de punto de máxima contribución. Personalmente creo que es el punto clave, por ser el primero y quizás más complejo de determinar para encontrar el trabajo adecuado. Es una lástima que la educación no nos ayude a identificarlo.
    En mi caso me considero incluido en ese 80% de personas que todavía no lo han encontrado. Por otro lado ahora soy más consciente de que debo buscarlo…
    ¿crees que ese punto de máxima contribución existe siempre en todas las personas?
    Saludos.

    1. Sin duda. Lo difícil es precisamente encontrarlo, porque requiere tomarte tu tiempo y analizar profundamente cada aspecto. Por eso la mayoría de las personas no lo consiguen, porque no están dispuestas a invertir tiempo en encontrarlo. Es más fácil enviar un CV a través de un portal de empleo y aceptar el primer trabajo que se nos presente. Pero es raro que ese sea el camino que uno debe recorrer.

      Un saludo!

  4. Emilia dice:

    Me gustó muchísimo, eres claro y sencillo. Después de leer varios de tus artículos, quedé con una sesanción de agrado y optimismo, gracias por tú aporte, me alegraste el día y ordenaste mis prioridades.

  5. Hola que tal David, me ha ayudado grandemente todas tus aportaciones, sabes, he tenido varias entrevistas de trabajo en las que el personal de reclutamiento me hace sentir una mercancía que tiene que encajar en su perfil si quiero trabajar con ellos ya que ellos me están haciendo un favor si me contratan. Es una lastima aceptar un empleo así, solo por dinero. Saludos

  6. Rosa dice:

    Hola David.
    Dices: El punto de máxima contribución te permite centrarte en la cantidad en vez de en la calidad.
    ¿es eso lo que querías decir, o es al revés? ¿mejor centrarnos en la calidad, verdad?
    Buen post.

    1. Exacto Rosa, gracias por la indicación, ya está corregido!

      Un saludo!

  7. David López dice:

    Como siempre, dinámico en la exposición…

    La parte positiva de la acción está en llegar a conseguir el trabajo apropiado, ese que se supone que es para el que has nacido; el trabajo que se convierte en diversión retro-alimentado en ilusión.

    Es posible trabajar en lo que te gusta. Doy fe de ello. A mi me ha pasado.

    Lo malo es cuando lo has tenido y lo has perdido por motivos ajenos a tu voluntad.

    La lucha entonces es mas activa. Creo que es más cuestión de actitud que de aptitud

    1. Exacto David, opino lo mismo.

      Todo empieza por tener la actitud correcta. Está claro que nadie va a regalarte el trabajo de tus sueños, y nadie va a buscarlo por tí, así que lo mejor que se puede hacer es ser honesto con uno mismo, decidir qué hacer con tu vida, y pasar a la acción con la mejor actitud posible, así es como se crean las oportunidades.

      1. Monica dice:

        Gracias por tus consejos David.

        Que criterios se deberian seguir para saber con claridad que es lo que te gusta? Teniendo en cuenta que para ejercer cualquier profesion se necesita acreditar formacion en ese area determinada y que lleva tiempo conseguirla…Como saber con total seguridad que ese es el trabajo que realmente te motiva? pues una cosa es la teoria y otra muy diferente la practica.

        1. Hola Mónica.

          Está claro, la teoría sin la práctica es totalmente inútil.

          Lo primero, no puedes saber al 100% o con total seguridad si te gustará un trabajo o no. Es como si te pregunto si te gustará un helado de chocolate si nunca lo has probado, puede que sí o puede que no, pero tendrás que arriesgar y probarlo.

          Dicho esto, lo más fácil es comenzar a preguntar a gente que se dedica a lo que quieres hacer: ¿cómo es su día a día? ¿qué cualidades reúnen? ¿te ves como ellos en un futuro?

          Lee mi artículo sobre cómo encontrar un trabajo que te apasione, y cómo conseguir el trabajo de tus sueños. Te darán más pistas al respecto.

          Por último recuerda que todo camino empieza con un primer paso, y a menudo, éste es el más difícil de dar.

          Un saludo,

          1. Sonsoles Villacorta dice:

            Me he encontrado con tu artículo así sin quererlo o tu artículo me ha encontrado a mi. En estos momentos estoy reflexionando y tenía en mente este enfoqué pero o de manera tan clara. Muchas gracias de todo corazón, en este momento de paron y reflexión voy a coger las riendas y lanzarme a la búsquedas de lo que realmente yo y mi familia necesitamos. Gracias de todo corazón.

          2. Muchas gracias Sonsoles,

            Te invito si quieres a unirte al grupo de Linkedin de Caza tu trabajo, donde puedes plantear las inquietudes y dudas que te surjan con respecto a todos estos temas.

            Un saludo y mucha suerte!

  8. Pau dice:

    Te felicito por el Articulo David.
    La verdad es que sabes plasmar de una manera muy fácil todo lo que hay que valorar en la búsqueda de empleo.
    Como bien dices, no solo se trata de ganar dinero, sino de conseguir el equilibrio perfecto entre quienes somos y que podemos aportar, a partir de aquí, todo dependerá de nuestra aptitud!

    1. Exacto Pau.

      Siempre he pensado que el desarrollo profesional y el desarrollo personal van intimamente ligados de la mano. Sólo tienes que fijarte en las personas de éxito, ya sean actores, futbolistas, empresarios, etc. Son personas que sobresalen en un campo profesional, porque han buscado este punto máximo de contribución.

      Por eso me molesta que muchos portales de empleo y webs planteen sus artículos desde el punto de vista de la empresa, y no del profesional, asumiendo que ese profesional tiene que conformarse con cualquier tipo de trabajo, mientras perciba un salario. Eso es aspirar a la mediocridad, y yo no se la compro.

Deja un comentario