¿Necesitas ir a la Universidad para ganar dinero?

Este artículo lo he escrito para dar una respuesta larga a una pregunta que me hacen con frecuencia en mi canal de youtube, ¿no tengo estudios universitarios, podré encontrar trabajo? ¿cómo elaborar mi curriculum? Estamos acostumbrados a pensar que necesitamos ir a la universidad para conseguir un trabajo o ganar dinero.

En este artículo quiero hablar sobre el mito de la formación académica. Voy a demostrarte como más títulos y más certificaciones, no significan necesariamente ganar más dinero a través de ejemplos y estudios.

¿Necesitas ir a la universidad para ganar dinero?

O podemos hacer la pregunta de manera más amplia: ¿Cuánta formación académica necesito para ganar dinero? De acuerdo a estudios estadísticos del Instituto Nacional de Estadística:

“Los licenciados universitarios percibieron un salario anual superior en un 57,4% al salario medio. Por su parte, el salario de los trabajadores sin titulación fue un 25,1% inferior”

Así que parece que si quieres ganar más dinero deberías ir a la universidad, ¿verdad? No necesariamente. El salario medio es un concepto engañoso, ya que te dice la media de lo que gana el conjunto de una población, pero no te dice nada acerca de su distribución. Reduciéndolo a un caso muy simple:

Si una persona gana 10.000 euros, y otra gana 90.000 euros. El salario medio serían 50.000, pero la distribución de la riqueza sería extrema. Una persona sería pobre, mientras que la otra sería de clase media alta.

Dicho esto, aquí puedes ver la distribución de la riqueza en España en 2010. Como puedes ver, es muy desigual. La mayor parte de los asalariados, ganan menos del salario medio, y unos pocos ganan mucho más de ese salario medio.

salario

El mismo concepto se puede aplicar a las personas que tienen estudios universitarios. De media, ganan un 57% más que los que no los tienen, pero no significa que todos los universitarios ganen más dinero que las personas que tienen menos formación. Lo mismo aplica para la edad, el sexo, la carrera universitaria y el tipo de profesión.

¿Entonces qué factores son los que determinan cómo ganar dinero? Para esto vamos a pasar al siguiente apartado:

 

Inteligencia práctica vs Inteligencia académica

Si tener más estudios fuese una garantía de ganar más dinero, entonces los profesores universitarios deberían ser las personas más ricas, ¿verdad? y sin embargo no es así. Esto se explica con los conceptos de inteligencia práctica vs inteligencia académica.

La inteligencia práctica consiste en saber cómo aprovechar tu talento y tus habilidades de la manera más adecuada en cada situación, para aportar el máximo valor en tu trabajo y saber transmitirlo a los demás. Es lo que comúnmente se conoce como “la escuela de la vida”.

La inteligencia académica sólo muestra que has sido capaz de absorber más conocimientos que otras personas, pero no que los puedas poner en práctica de la mejora manera posible. La inteligencia académica la adquieres a través de una licenciatura en tu universidad, o de estudios como los MBA (Master in Business Administration) de las escuelas de negocio.

¿Qué tipo de inteligencia es mejor para ganar dinero?

Este es un tema que han estudiado muchos autores de libros y académicos a lo largo de los últimos años, y sin duda alguna la ganadora es la inteligencia práctica. Las conclusiones de todos los estudios son más o menos similares: personas con un cociente intelectual normal (100 puntos) o algo superior a la media, han sido capaces de ganar más dinero que personas con un cociente intelectual alto (110 en adelante).

O dicho de otra forma, tu cociente intelectual (lo que sería equivalente a las capacidades que desarrollas a través de la inteligencia académica, como matemáticas, razonamiento lógico y abstracto, o comprensión verbal) tiene poco que ver con cuanto dinero vas a ganar.

Mientras que las habilidades desarrolladas en la vida cotidiana (empatía, afecto, confianza, credibilidad, capacidad de resolver problemas, intuición), que sería lo que llamamos inteligencia práctica (y también inteligencia emocional), tienen mucho que ver con cuánto dinero vas a ganar.

Aquí te dejo referencias por si quieres profundizar en el asunto:

  • “Inteligencia emocional”, de Daniel Goleman.
  • “The education of millionaires”, Michael Ellsberg.
  • “Inteligencia intuitiva”, Malcolm Gladwell.

¿Significa esto que no debería invertir tiempo en educación? Todo lo contrario, sólo significa que debes invertir en la educación correcta, es decir en aquella que te permita potenciar tus habilidades al máximo para desarrollar tu carrera profesional, o un negocio.

La paradoja de los MBA

Los MBA se han comenzado a popularizar en los últimos años, como consecuencia de la apertura de nuevas escuelas de negocios por todo el mundo, y el crecimiento de la economía global, que demandaba ejecutivos formados para trabajar en grandes multinacionales.

Muchas personas, se han lanzado a estudiar MBAs con la esperanza de incrementar su salario y optar a puestos ejecutivos, sin embargo, paradójicamente, el alto número de licenciados de MBA ha hecho que los salarios para dichos puestos ejecutivos se reduzcan, y que la inversión sea difícilmente recuperable desde el punto de vista económico.

Un MBA en una escuela de negocios exige un año de dedicación en el que debes dejar de trabajar, más unas altas tasas (normalmente entre 40.000 y 50.000 euros), más el coste de vida adicional. Si sumamos el coste de vida al coste del MBA y el dinero que dejas de percibir por no trabajar, el coste total ronda los 100.000 euros durante un año, que deberás recuperar al finalizar el MBA.

Necesitarás por lo tanto ganar en torno a 20.000 euros más al año, para recuperar el dinero en 5 años. Con esto, no quiero decir que no debas estudiar un MBA, sino que te plantees si, con la carrera profesional que tienes, vas a ser capaz de rentabilizarlo o no.

Lo que es paradójico es además, que un MBA te garantiza casi con total seguridad NO ser millonario. Esto es porque al finalizar un MBA, sus estudiantes suelen entrar a trabajar a multinacionales donde, efectivamente ocupan puestos ejecutivos en los que ganan salarios altos, a cambio de trabajar 80 horas a la semana con mucho estrés.

Sólo unos pocos llegan a ser millonarios, aquellos capaces de escalar hasta lo más alto de la pirámide laboral y llegar a la directiva de la empresa. Pero como hay muy pocos cargos directivos, la mayoría de las personas que estudian MBA terminarán trabajando gran cantidad de horas, pero jamás se harán ricos. Lo sé porque he visto muchos casos en distintos trabajos en los que he estado.

 

Ejemplos de millonarios sin educación formal

Ahora que te he demostrado que la educación académica no tiene porqué hacerte necesariamente rico, te voy a dar ejemplos de millonarios, para que veas a lo que me refiero:

Henry Ford

De origen humilde y escasa educación, Henry Ford fundó la “Ford Motor Company” y revolucionó el mundo de la automoción a nivel global. Hoy día la Ford es una de las empresas de automóviles más grandes del mundo, y su fundador, falleció siendo un multimillonario.

Lo que distinguió a Ford fue su capacidad creativa (más de 161 patentes de inventos) y su capacidad de reunir talento, y hacer que trabajase por un objetivo común. Henry Ford supo crear las relaciones adecuadas con las personas adecuadas, y supo coordinar y motivar a sus trabajadores para hacer de la Ford, la empresa de automoción más grande del mundo.

“Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.” – Henry Ford

Amancio Ortega

Empresario español, está en la actualidad entre los 5 hombras más ricos del mundo, y ha levantado el mayor imperio textil del mundo durante los últimos 40 años.

Comenzó haciendo batas para señora en La Coruña, y poco a poco fue haciendo crecer su negocio de manera revolucionaria: integrando verticalmente toda la cadena de diseño-producción-distribución-venta, reinventando la cadena logística de la empresa textil, y aumentando la rotación de inventario, logró diferenciar a Inditex de su competencia y convertir a Zara y al resto de sus marcas en auténticos iconos de la moda.

Amancio Ortega no tuvo estudios universitarios, pero sin embargo comenzó a trabajar en el negocio textil como mozo de tienda a los 14 años. Fué su visión y su inteligencia práctica las que le llevaron a adoptar un enfoque diferente del negocio y aprovechar su experiencia para reinventarlo.

Steve Jobs

El presidente de Apple, llegó a hacer de ella la compañía más grande del mundo, además de revolucionar el mercado de la electrónica de consumo y las telecomunicaciones.

Steve Jobs abandonó la universidad en su primer año de carrera, ya que no le veía el sentido a aprender cosas que no le motivaban o no le gustaban. Una vez abandonó la universidad, se dedicó a asistir sólo a aquellas clases que le interesaban, y a aprender todo aquello que le gustaba. Siempre tuvo una fuerte inclinación por el diseño, y eso ha diferenciado siempre a los productos de Apple de los de sus competidores.

Otro de los factores clave de su éxito, fue rodearse de personas que complementaban sus conocimientos para formar equipos capaces de diseñar productos únicos y diferentes.

Otros ejemplos del mundo real

Estos dos ejemplos no son excepciones. Puedo afirmar que en mi entorno, la gente que más dinero gana es la que tiene más inteligencia práctica, y no académica:

  • Inversores de banca privada que, sin estudios universitarios, pero con gran inteligencia financiera, y práctica, ganan cientos de miles de euros al año.
  • Socios de consultoras, que con estudios universitarios, y calificaciones por debajo de la media han sabido aprovechar sus habilidades para vender y crear relaciones, y ganar con ello millones de euros.
  • Camareros que, tras trabajar unos años en hostelería comenzaron a distribuir bebidas y patatas fritas, y en la actualidad son millonarios.
  • Un exguardaespaldas que montó una empresa de reformas del hogar y en la actualidad posee varios negocios que facturan millones de euros.
  • El presidente de una multinacional de viajes, que comenzó como transportista invirtiendo todos sus ahorros en una furgoneta, y que en la actualidad tiene un patrimonio de cientos de millones de euros.

El mundo está lleno de este tipo de ejemplos. Así que si no tienes formación académica, céntrate en desarrollar tu inteligencia práctica, y en trabajar en aquellos trabajos que te permitan aprovechar tu talento y tus habilidades al máximo para desarrollar tu carrera profesional, o empezar tu negocio, y así ganar más dinero.

Crédito imagen: Alan Hudson via Compfight

Comentarios

  1. Mariela
  2. JL
  3. Ricardo Jiménez

Deja un comentario

Deja de PERDER MESES de tu VIDA buscando un trabajo MEDIOCRE. CONSIGUE el trabajo que deseas RÁPIDO¡Averigua cómo!