Éxito, Motivación

Cómo cambiar tu vida: las 3 claves para conseguirlo

Se acerca el fin de año y con ello muchas personas comienzan a hacer balance de lo que ha sido este año: piensan en lo que han conseguido y en lo que les habría gustado conseguir, y al 99% del mundo le sucede lo mismo: han conseguido mucho menos de lo que les habría gustado.

Así que con la esperanza de cambiar su vida, ¿Qué hace ese 99% de la población? Pues fijarse nuevas metas! Sólo para descubrir al final del siguiente año, que les ha vuelto a suceder lo mismo: no han logrado casi nada de lo que se habían planteado.

Es algo que me fascina ¿porqué la gran mayoría de las personas dicen que harán una cosa y luego hacen totalmente la contraria? ¿Cómo es que la mayoría de la gente nunca alcanza los objetivos que se propone?

Si estás preguntándote cómo cambiar tu vida a nivel personal o profesional hay una serie de principios que debes aplicar para conseguirlo.

Así que en este artículo te doy 3 claves que las personas de más éxito utilizan para conseguir sus objetivos.

El cambio empieza por tí

Llevo ya más de 6 meses escribiendo en este blog, y han sucedido muchas cosas desde entonces: cada día mi blog y mi canal de youtube reciben miles de visitas, cientos de personas me han contactado por Linkedin y se han unido al grupo de Caza tu trabajo. Si me hubiesen dicho hace 6 meses lo que iba a suceder, sencillamente me habría costado creerlo.

Y si hace un año me hubieran dicho que escribiría artículos y grabaría videos que serían vistos por cientos de miles de personas, y que muchas personas me pedirían consejo para mejorar distintos aspectos de su vida profesional o personal, habría pensado que se trataba de una broma. ¿Cómo iba a ser yo capaz de conseguir eso?

Te puedo asegurar que hace un año, mi vida era bien distinta. Sí, tenía un trabajo bien remunerado, pero sentía que no estaba aprovechando mi potencial, y que me resignaba a hacer lo que hacía el resto del mundo: no me estaba dando la oportunidad de marcar la diferencia, de hacer algo realmente grande, de aprovechar mi vida al máximo.

De la mediocridad al éxito

Hace un año pensaba que los grandes éxitos, esos que estamos acostumbrados a ver en los deportistas de élite, o estrellas de cine, debían ser algo reservado para unos pocos. Pensaba que yo no sería capaz de conseguir ni de hacer grandes cosas. Quizás pudiese conseguir un trabajo bien remunerado, pero ¿causar un impacto real en miles de personas? ¿contribuir a hacer de este mundo un lugar mejor? ¿ser el mejor en un determinado campo profesional? Sin duda, esos eran éxitos destinados a otras personas, pero no para mí. Éxitos destinados a personas especiales, esas que tienen un “don” o un talento que les permite conseguir lo que sea.

Sin embargo, cuando comencé a estudiar el comportamiento de las personas que más éxito tienen en distintos ámbitos profesionales, desde deportistas como Cristiano Ronaldo o Michael Jordan a multimillonarios como Warren Buffet o Bill Gates, o verdaderos líderes como Steve Jobs, me sorprendió que la mayoría de ellos eran gente normal. Mortales como tú y como yo. Algunos procedían de de familias pobres, otros de familias de clase media, algunos habían ido a la Universidad, otros no. ¿Cómo es que personas tan diversas y sin aparentemente nada a su favor alcanzaron el éxito en aquello que se propusieron?

 

En qué se diferencian las personas de éxito de la gente mediocre

Las personas que tienen éxito en distintas áreas de la vida, se diferencian de la gente mediocre en su actitud.

Tu actitud y no tu aptitud es lo que determinará el éxito que tengas en aquello que te propongas.

Fíjate en la diferencia entre el 1% de la población (los que tienen éxito) frente al 99% (los mediocres):

  • El mediocre dice “NO puedo tener éxito”, la persona de éxito dice “NADIE me impide tener éxito”
  • El mediocre dice “NO gano suficiente dinero”, la persona de éxito dice “CÓMO puedo ganar más dinero”
  • El mediocre dice “DEBERÍAN pagarme más”, la persona de éxito dice “qué puedo HACER para que me paguen más”
  • El mediocre dice “NO sé hacerlo”, la persona de éxito dice “voy a APRENDER a hacerlo”
  • El mediocre dice “NO existen oportunidades”, la persona de éxito dice “voy a CREAR mis oportunidades”
  • El mediocre dice “NO ME LLAMAN para ningún trabajo”, la persona de éxito dice “VOY a CAZAR mi trabajo”

Y así hasta el infinito. ¿Cuál es la diferencia?

Las personas que han tenido éxito en algún campo tomaron la misma decisión en algún momento de su vida: decidieron tomar las riendas de su vida. Las personas de éxito se diferencian del resto de los mortales en que han decidido decir NO a la mediocridad, y decir SÍ al éxito.

Esa es la decisión que yo he decidido tomar, y es la que tú puedes tomar. Es la decisión que debes tomar si quieres darte la oportunidad de conseguir tus metas, porque si no tomas las riendas de tu vida, alguien lo hará por tí, y no será para tu propio beneficio, sino para el suyo.

¿Estás dispuesto a tomar las riendas de tu vida? Si aún tienes alguna duda, te recomiendo ver estos 7 videos que te inspirarán para que tomes las riendas de tu vida.

Ahora bien, es más fácil decir que vas a tomar las riendas de tu vida, que hacerlo. Por ello quiero darte 3 claves que he observado que se repiten una y otra vez en las personas de éxito, y que desde que las he comenzado a aplicar, me han servido para obtener muy buenos resultados tanto en mi vida personal, como en mi vida profesional y en este apasionante proyecto de Caza tu trabajo.

3 claves para cambiar tu vida

#1 Objetivos claros

– Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio… -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes – dijo el Gato.
– … siempre que lleve a alguna parte – añadió Alicia como explicación.
– ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte – aseguró el Gato -, si caminas lo suficiente!

Alicia en el país de las maravillas. Lewis Carroll. Fuente: wikiquote

El primer paso para cambiar tu vida es definir tus objetivos claramente. No puedes llegar a tu destino si no sabes dónde está.

Plantéate qué es lo que quieres: ¿ser el mejor en tu campo profesional? ¿tener un trabajo que te permita desarrollarte profesionalmente? ¿ganar mucho dinero?

Establece y prioriza claramente tus objetivos profesionales y personales. Puedes hacer esto utilizando la metodología SMART para fijar tus metas. Es similar a la metodología que emplean las personas de más éxito en distintos ámbitos de su vida.

Algunos ejemplos de cómo tener en mente una meta clara te ayuda a conseguir llegar hasta ella:

  • Micheal Jordan siempre quiso ser el mejor jugador de baloncesto del mundo.
  • Rafael Nadal siempre quiso ser el mejor tenista.
  • Warren Buffet siempre quiso ser un inversor de éxito.
  • Steve Jobs siempre quiso crear productos revolucionarios que inspirasen a las personas.
  • David Guetta siempre quiso ser DJ.

Es más fácil alcanzar tu objetivo cuando tienes un propósito para hacerlo. Yo por ejemplo me he propuesto que este sea el blog número 1 de desarrollo profesional y personal para personas inconformistas.

¿Qué quieres saber cómo encontrar tu propósito a nivel profesional? Te recomiendo que te plantees esta pregunta.

#2 Pide ayuda

Alcanzar objetivos importantes no es nada fácil si pretendes hacerlo por tu cuenta. Las personas de mayor éxito del mundo han contado todos siempre con la ayuda de grandes líderes y “coachs” a su lado. Esto te permite avanzar en la dirección adecuada mucho más rápidamente que si pretendes hacerlo todo solo.

Algunos ejemplos de cómo un buen “coach” puede ayudarte a conseguir el éxito:

  • Rafael Nadal siempre ha contado con su tío como entrenador, sin él no habría conseguido llegar a ser el número 1 del mundo.
  • Michael Jordan ganó sus anillos cuando los Chicago Bulls eran entrenados por Phil Jackson, que ganó 11 anillos de campeón: 6 con Chicago Bulls y 5 con Los Angeles Lakers.
  • Warren Buffet aprendió del mejor inversor de todos los tiempos: Benjamin Graham.
  • Barack Obama ha contado con decenas de asesores en distintos campos (redes sociales, imagen, dialéctica, economía…) para ganar las elecciones presidenciales de los EEUU.

Si estás tratando de cambiar un aspecto de tu vida, pero no lo consigues, necesitas ayuda:

  • ¿Quieres perder peso? Ve a un dietista.
  • ¿Quieres ponerte en forma? Contrata un entrenador personal.
  • ¿Quieres ahorrar dinero? Contrata un planificador financiero.
  • ¿Quieres mejorar tu situación profesional? Añádeme a tu red de contactos.

#3 Aléjate de los mediocres

Eres el promedio de las 5 personas con quien más te relacionas.

Otro patrón que he observado en las personas de éxito, es que se relacionan entre ellos. No se trata de ser prepotente o despectivo, sino de ser pragmático. Tu tiempo es limitado y como tal, debes aprovecharlo. ¿Cómo esperas conseguir cambiar tu vida si la gente de tu alrededor te lo impide? Es más fácil conseguirlo si tienes gente que te apoye.

Si las personas de tu entorno no te dejan evolucionar y crecer, la mejor decisión que puedes tomar es alejarte de esas personas.

Tus amigos de verdad son aquellos que quieren que te vaya bien en la vida, son los que te apoyan, te ayudan y se preocupan. Así que si estás tratando de cambiar algún aspecto de tu vida, pero las personas de tu entorno no te apoyan o no lo respetan, hay dos opciones: o no son tus amigos de verdad, o simplemente no te entienden y no te pueden ayudar. En cualquiera de los dos casos, el mejor favor que puedes hacerte es alejarte de esas personas, y comenzar a buscar personas que te ayuden de verdad.

Se trata de conseguir cambiar tu vida y no puedes cargar con un lastre si quieres conseguirlo. Es como tratar de nadar con una piedra atada a tu tobillo: te acabarás hundiendo. Las personas negativas o las que simplemente no quieren ayudarte a que consigas cambiar algún aspecto de tu vida, son un lastre del que debes liberarte.

De igual manera, las personas que tienen unos objetivos similares a los tuyos, o aquellas que causan un impacto positivo en tu vida, pueden ser un gran impulso para tí, y pueden ayudarte a cambiar tu vida rápidamente. Ahora en vez de llevar una piedra atada al tobillo, vas nadando con un grupo de personas, si te empiezas a hundir, estarán ahí para rescatarte.

Algunos ejemplos de cómo un entorno positivo te ayuda a conseguir tus objetivos:

  • Si quieres ponerte en forma es mejor ir a las clases colectivas del gimnasio que ir por tu cuenta.
  • Si quieres hacer dieta es mejor hacerla con alguien más.
  • Si quieres ser relevante en tu sector profesional, lo ideal es ir a eventos de networking y afiliarte a las asociaciones más relevantes de tu sector.
  • Los empresarios suelen formar asociaciones y lobbies donde comparten conocimiento y aumentan su capacidad de influir en los demás.
  • Si buscas trabajo puedes unirte a distintos grupos de Linkedin como el grupo de Caza tu trabajo donde encontrarás personas con inquietudes y dudas similares a las tuyas.

 

Espero que estas 3 claves te ayuden a tomar las decisiones correctas para conseguir cambiar aquellos aspectos de tu vida que no te gusten o que desees mejorar.

Recuerda, no importa donde estés, sino adónde quieres llegar. Si realmente deseas conseguir algo, lo acabarás consiguiendo.

Si conoces a alguna persona a la que creas que estos consejos le pueden resultar útiles, no dudes en compartir el artículo con ella.

 

Crédito imagen: Charis Tsevis

Sobre David García

Fundador y autor en Caza tu trabajo, un blog independiente sobre desarrollo personal y profesional con más de 100.000 lectores al mes. Me gusta ayudar a personas inconformistas a mejorar su situación personal y profesional y alcanzar sus metas.

Artículos relacionados

5 thoughts on “Cómo cambiar tu vida: las 3 claves para conseguirlo

  1. Verónica dice:

    Muchisimas gracias por hacer un blog tan motivador c:

  2. Laura Arce dice:

    Buenas tardes, me ha llamdo mucho la atención este post, razón por la cuál quiero pedir un consejo, soy músico encaminada a ser profesional de un gran nivel, pero desafortunadamente mis capacidades económicas y mis oportunidades solo me permiten tener acceso a una sola universidad, pero esta no es de gran nivel, está dirigida por gente que no son músicos y hacen que cada vez el nivel esté de mal en peor y lo peor de todo es que mis compañeros no me dejan avanzar. Deseo irme a estudiar a otro lugar pero necesito dinero para hcerlo ya que aquí en Colombia, los conservatorios buenos son algo costosos, qué debo hacer al respecto?

    1. Hola Laura,

      Puedes buscar alternativas más baratas, cómo aprender por Internet para complementar esas clases, o puedes conseguir un trabajo part-time que te ayude a pagar tus estudios en otras universidades, como por ejemplo, dar clases a personas que quieran aprender a tocar la guitarra o el instrumento que normalmente utilices. Fórmulas hay. La cuestión es echarle imaginación, y utilizar los conocimientos que ya tienes, para generar ese dinero que te hace falta.

  3. Rosa dice:

    Hola David. Me ha gustado mucho el artículo. En función de lo que hago cada día, parece que no voy mal encaminada, pero aún me queda mucho por hacer. Aunque suene prepotente, yo creo en mí de esa manera que hablas, creo que puedo hacer cosas especiales y ayudar a la gente. Creo que si sigo esforzándome, conseguiré cazar ese trabajo en el que me parezca que no trabajo…je, porque cuando disfrutas con lo que haces, no hay dinero que alcance a la satisfacción que te queda en el alma; porque no hay crisis que te frene o desmotive; porque no hay metas inalcanzables..
    Y el dinero….sólo el necesario para lo básico, y con básico incluyo educación y formación, además de lo obvio.
    Coincido en lo de soltar lastre, en pedir ayuda y, sobre todo, en aclarar el punto básico: qué quiero??. Y lo que uno quiere es tan personal, que resalta tu yo, tu valor diferencial, la tan nombrada “marca personal”. En este mundo de hoy, veo pasar a mi lado a muchas ovejas blancas, todas caminan con la misma dirección, y se miran extrañadas si alguna se desvía del camino..en este mundo, yo soy un flamenco rosa en medio del rebaño, apoyado en una pata, y con un largo cuello para estirar mi cabeza y ver más allá…y ahora sí, me encanta serlo…
    Solo un aporte…hay muchos destinos….y menos mal, si no la vida sería aburridísima.

    Un abrazo, y sigue con tu blog, por favor

    1. Gracias por tus palabras Rosa.

      La clave para mí, es como comentas, levantar la cabeza y ver más allá, es entonces cuando tienes la posibilidad de ver hacia donde quieres dirigirte.

      Un saludo!

Deja un comentario