¿Quieres conseguir trabajo? Pues empieza por cambiar de actitud

Es cierto. Llevamos cinco años de crisis. Desde 2008, el mundo que conocíamos, se está viniendo abajo poco a poco. Ante esta situación, muchos se desesperan. Tienen miedo. Les entra el pánico, y se consideran víctimas de una situación que no llegan a entender muy bien.

“¿Qué está sucediendo? Toda la gente que conozco pierde su empleo o consigue empleos mal remunerados que rozan la esclavitud”. Las dudas, los temores, son cada vez más grandes. “¿Y si jamás volvemos a vivir tan bien cómo hemos vivido?”, “y si no vuelvo a conseguir trabajo”.

No les falta razón. La crisis, causada por unos pocos, y pagada por todos los ciudadanos de a pie, ha marcado un antes y un después. Podemos decir adiós a los viejos tiempos. No volverán. Asúmelo. ¿Qué piensas hacer ahora?

¿Piensas seguir siendo una víctima? Yo personalmente, me niego a ser una víctima cuya vida y cuyo destino está en manos de otros, prefiero tomar el control de mi vida. Si tu también lo prefieres, este artículo es para tí.

Todo empieza por cambiar de actitud

Tu actitud y no tu aptitud, determinan tu altitud. – Zig Ziglar

Una de las cosas que más me llama la atención, es el convencimiento que tiene la gente de que esta situación no se puede cambiar. En los distintos debates que he tenido dentro de los diferentes grupos de Linkedin a los cuales pertenezco, mucha de la gente que participa adopta una actitud victimista. Se autoconvencen de que no pueden hacer más de lo que están haciendo y echan la culpa a otros.

Si tu actitud es negativa, tus resultados serán negativos.

Claro que se puede hacer mucho más de lo que están haciendo, lo que sucede, es que es más cómodo convencerse de lo contrario. Es más fácil rendirse, decir “no puedo llegar más lejos”, y echar la culpa de tu situación a otras personas: “los políticos se han cargado este país”, “los empresarios quieren profesionales a cuatro duros”, “vivíamos por encima de nuestras posibilidades, ahora tendremos que apretarnos el cinturón”.

Todas estas frases, tienen algo en común, en ellas el sujeto (cada uno de nosotros), es un mero espectador que no puede hacer nada para cambiar su realidad, y por tanto es una víctima de sus circunstancias, ante las que sólo puede adoptar una respuesta pasiva, adaptándose y conformándose cada vez con menos.

En verdad, no se dan cuenta de una cosa, que la actitud que tienen ahora mismo, es producto de un engaño colectivo. La pregunta ahora es…

 

¿Prefieres la pastilla azul o la pastilla roja?

Si has visto la película Matrix, sabrás a lo que me refiero.

Si tomas la pastilla azul fin de la historia, te despertarás y todo seguirá igual, si tomas la pastilla roja te quedas en el país de las maravillas, y yo te enseñaré hasta donde llega la madriguera del conejo. – Morpheo en Matrix


Así que tienes que escoger:

Escoge la pastilla azul y sigue creyendo lo que dicen la televisión, la prensa, los políticos, y piensa que no puedes cambiar nada, convéncete de ello. Acepta lo que te viene impuesto, y levántate cada día de tu vida convenciéndote de que esa y no otra, es la única realidad que puedes vivir.

Escoge la pastilla roja, y explora hasta dónde eres capaz de llegar: nadie te impone los límites, sólo tú mismo. ¿Quieres conseguir el éxito? Nadie te lo impide. ¿Quieres conseguir un trabajo que te guste? Nadie dice que no sea posible. ¿Quieres hacer tus sueños realidad? Sólo depende de tí.

Recuerda, eres tú el que eliges, yo sólo te muestro las opciones.

 

¿Has escogido la pastilla roja?

Emancípate de la esclavitud mental, nadie salvo tú mismo puede liberar tu mente. – Bob Marley

Bienvenido a Matrix. Repasemos lo que ha sucedido en tu vida para que vayas entendiendo lo que ha sucedido hasta hoy, para que entiendas porqué vivimos en una mentira colectiva, que lo único que hace es devaluarte como persona, reducir tu autoestima e imponerte limitaciones:

La gran mentira: te han programado para que seas indefenso

Así es. No es culpa tuya. La gran mentira que nos han vendido a todos, es que no puedes cambiar tu propia situación, y que sólo puedes reaccionar pasivamente ante aquello que acontece en tu vida. Esto es lo que se conoce como indefensión aprendida.

Mira este video para que veas a qué me refiero:

La indefensión aprendida hace que vayas aceptando todo aquello que acontece en tu vida sin protestar. Aprendes que hagas lo que hagas, la situación no cambiará. Como consecuencia, tu autoestima baja poco a poco, y cada vez crees que eres capaz de menos pues todo lo que haces es inútil.

Esto es lo que le sucede a muchas personas que están desempleadas, y que por mucho que se esfuerzan en hacer un buen curriculum, por mucho que se esfuerzan en enviarlo a cientos de ofertas de empleo, no consiguen nada.

A base de repetir este proceso y fracasar, su frustración va aumentando, y son ellos mismos los que, influidos por las noticias negativas con las que son bombardeados constantemente, no salen de esa situación, lo que me lleva al siguiente punto: debes entender cómo te han programado para convertirte en un ser indefenso: mediante la doctrina del Shock.

 

La doctrina del Shock

La doctrina del Shock comenzó a estudiarse en los años 50 en los EEUU, a raíz de una serie de experimentos mediante los cuales, diversos pacientes con antecedentes penales, considerados sujetos peligrosos, eran sometidos a shocks eléctricos, que les llevaban a un estado de pasividad e indefensión, haciéndoles mucho más dóciles y menos peligrosos que antes del tratamiento. Una manera de transformar lobos en corderos.

Más tarde esta doctrina, se comenzó a aplicar en la sociedad, ya que se descubrió su efectividad para manipular a distintos grupos de personas. Puedes verlo en este video:

[embedplusvideo height=”381″ width=”600″ editlink=”http://bit.ly/171CQdC” standard=”http://www.youtube.com/v/_nNJM0kKrDQ?fs=1″ vars=”ytid=_nNJM0kKrDQ&width=600&height=381&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep7089″ /]

Es lo que ha sucedido desde el inicio de la crisis, nos han vendido durante más de 5 años noticias negativas, convenciéndonos de las escasas oportunidades de futuro, del empeoramiento de la situación económica y social, para de esta manera, transformar lo que al principio eran protestas en miedo, el miedo en parálisis, y la parálisis en un sentimiento de autoculpabilidad que se transmite en mensajes como “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, o “por lo menos tengo un trabajo”.

De esta manera tus expectativas vitales se ven cada vez más recortadas y mermadas y aceptas la situación que te han impuesto. Crees que no eres capaz de nada, porque toda la información que te llega del exterior es negativa: personas que lo han perdido todo y están en la calle, gente con estudios que no encuentra trabajo, jubilados estafados con acciones preferentes. La lista es tan larga que no pararía.

Todo esto te asusta, y como consecuencia del miedo, te paralizas, no puedas pensar, ni cambiar la situación así que si tienes trabajo, lo mejor es quedarte como estar y no protestar, y si no lo tienes, reza por conseguir uno mal pagado.

Ahora la cuestión es…

 

¿Qué puedes hacer para cambiar de actitud?

Todo hombre tiene derecho a decidir su destino. – Bob Marley

Todo empieza por cambiar de actitud, por tener una fé ciega en tus posibilidades en que puedes conseguir lo que te propongas, si no empiezas por eso, nada servirá. Tienes que reprogramar tu cerebro para que esto funcione. La clave es ir modificando tus hábitos poco a poco para poco a poco ir modificando tu actitud. Esto te permitirá aumentar la confianza en tí mismo y pasar de una actitud pasiva a una actitud cada vez más activa.

Como he dicho lo que puedes hacer no es fácil. Lo fácil es tomar la pastilla azul.

Pero tu has tomado la pastilla roja, y eso implica esforzarte y llegar más allá del 99% de la gente. Para ello te propongo comenzar con estos tres pasos:

 

#1 Cambia tu visión sobre el trabajo.

La única manera de hacer bien tu trabajo, es amar aquello que haces. – Steve Jobs

El mayor error es escoger un trabajo sólo por dinero, eso te lleva a intercambiar tu tiempo (y por tanto tu vida) por dinero. Mejor cambia tu punto de vista, acepta el trabajo como un regalo, una oportunidad para dejar tu huella en el mundo, de desarrollarte a nivel personal y profesional. Permítete elegir ¿qué te gustaría hacer, y cómo podrías conseguirlo?

Puedes ver estos 7 videos que cambiarán tu manera de ver tu trabajo.

Permitirte elegir y enfocar el trabajo de manera positiva implica un cambio de actitud, implica creer en tí mismo, y en dejar de ser un espectador pasivo de tu propia vida, para pasar a ser el actor protagonista que decide qué hacer.

 

#2 Apuesta por la excelencia

Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia por tanto, no es una virtud, sino un hábito. – Aristóteles

La mejor manera de garantizar tu futuro profesional, y de saber que nunca van a despedirte de tu empresa, es ser excelente en aquello que hagas.

Todas las empresas quieren trabajadores excelentes en sus filas, y son los últimos de los que prescindirían por mucha crisis que hubiese, y la excelencia sólo se adquiere con trabajo duro, constancia y paciencia. Enfócate en dar cada día pasos que te acerquen al éxito.

Las personas de éxito se centran en conseguir autorealizarse en su trabajo. No todos podemos conseguir esto, pero siempre se puede aumentar ese grado de satisfacción. Empieza por definir lo que tú quieres, tus metas y planifica cómo conseguir un trabajo acorde con tus expectativas.

Enfocarte a la excelencia implica enfocarte en mejorar tú mismo, y distintos aspectos de tu personalidad, a medida que vayas mejorando, tu confianza irá aumentando.

 

#3 Supérate cada día

Los límites como los miedos, son a menudo, una ilusión.  – Michael Jordan

Plantéate metas cada día. No importa si son grandes o pequeñas, lo importante es que sean lo suficientemente motivantes como para obligarte a actuar cada día hasta que las alcances.

La mejor manera de aumentar tu confianza y autoestima es no imponerte limitaciones, sino estar dispuesto a descubrirlas.

Si estás buscando trabajo, puedes plantearte metas como hacer el mejor curriculum que puedas, aprender a utilizar Linked para buscar trabajo, perfeccionar las respuestas a las preguntas típicas en una entrevista de trabajo, leer cada semana un libro que te ayude a conseguir el éxito en aquello que te propongas, aumentar tu inteligencia financiera, o buscar nuevas formas de ganar dinero, o crear tu propio blog.

Puedes plantearte también metas personales como encontrar pareja, viajar o lo que te apetezca, lo importante, es tener algo por lo que luchar y levantarte con ilusión cada mañana.

 

Recuerda, todo está en tu mano, ahora que has tomado la pastilla roja, puedes decidir pasar a la acción, ser el protagonista, o tomar una pastilla azul y olvidarte de todo lo que has leído, y volver a levantarte mañana quejándote del mundo.

 

Crédito imagen:  ElMarto via Compfight

Consigue el trabajo de tus sueños...sin perder meses de tu vida

Únete a más de 5000 personas que están descubriendo cómo ACELERAR su carrera profesional, AHORRARSE meses de búsqueda de empleo y GANAR más dinero

Gracias por apuntarte.

Ups, ha habido algún error y no he podido apuntarte

Comentarios

  1. Jorge Gamboa
  2. Stéfano Montenegro
  3. Rosy
  4. Miguel Angel
  5. anel
  6. Gabriel

Deja un comentario

Consigue el trabajo de tus sueños...sin perder meses de tu vida

Únete a más de 5000 personas que están descubriendo cómo ACELERAR su carrera profesional, AHORRARSE meses de búsqueda de empleo y GANAR más dinero

Gracias por apuntarte

Ups, parece que ha habido algún error, inténtalo más tarde