Por qué las mujeres ganan menos que los hombres

Desde que empecé a trabajar, cada cierto tiempo oigo la misma pregunta: ¿Por qué las mujeres ganan menos que los hombres? y no es para menos, 5 décadas después de la liberación de la mujer y en una sociedad igualitaria, todavía seguimos viendo cómo los hombres ganan más que las mujeres. Les genera frustración, y lo consideran injusto, y no es para menos.

Incluso ahora, cuando las mujeres constituyen la mitad de la fuerza de trabajo, siguen ganando considerablemente menos que los hombres – y parte de esa diferencia salarial puede ser el resultado de lo que sucede en negociación salarial.

En este post te doy las claves de porqué sucede esto, y si eres mujer, qué puedes hacer para remediarlo.

¿Por qué las mujeres ganan menos que los hombres?

Investigadores de Harvard han llevado a cabo numerosos estudios sobre el género, negociación salarial y liderazgo y han llegado a la conclusión de que cuando una mujer intenta negociar su sueldo se percibe de manera distinta a cuando lo hace un hombre. Mientras que si un hombre una negocia la percepción es que es lo normal, esto no sucede con las mujeres donde la interpretación parece más negativa.

Un nuevo estudio concluye que las mujeres tienen que adoptar un enfoque diferente al de los hombres y enfocar su negociación de manera distinta a como lo haría un hombre.

Estos estudios concluyen que las mujeres están en desventaja ya que los cargos directivos se asocian más a los hombres y si una mujer negocia, puede abrir el camino al resto. Esta hipótesis explicaría porque las mujeres ganan de media un 30% menos que los hombres en países como Estados Unidos.

Parte de la diferencia salarial se puede explicar debido a que las mujeres tienen más probabilidades de abandonar la fuerza laboral para cuidar a los niños, por ejemplo, por lo que terminan con menos años de experiencia. Los hombres también tienden a trabajar en empleos mejor remunerados y las industrias.

La otra parte de la diferencia puede estar vinculada, al menos en parte, al proceso de negociación en sí. Puede ser que algunas mujeres tengan menores expectativas salariales que los hombres. En cualquier caso las mujeres deben negociar si quieren reducir esa desigualdad salarial entre hombres y mujeres.

 

¿Qué hacer para negociar tu sueldo si eres mujer?

Sé proactiva. No esperes a que vengan a darte una subida de sueldo por voluntad propia. Expón tus méritos y tus motivos a tus jefes y negocia tu salario demostrando tu valía. Puedes ver mi artículo sobre consejos para negociar un subida salarial para ayudarte.

Hazlo en el momento adecuado. Si tienes una evaluación anual o un ascenso, aprovecha para comentar tu situación y negociar tu subida. Si eres buena estás en posición de exigir.

Infórmate sobre cuánto deberías ganar. Investiga cuánto pagan por puestos similares al tuyo. Puedes acudir a sitios web como Michael Page, InfoJobs, u otros sitios como salary.com (aunque este no es para España) para darte una idea de los salarios que se pagan. También puedes preguntar a compañeros de trabajo u otras empresas, o departamentos de recursos humanos si conoces gente. Aprovecha tu red de contactos.

Consejos para negociar si eres mujer

Un nuevo estudio realizado en Harvard demuestra que las mujeres tienen más probabilidades de tener éxito si explican por qué su petición de subida de salario es adecuada, sobre todo si muestran que se implican en su relación con la empresa y el trabajo.

  1. Anticípate. Piensa en todas las posibles respuestas que te pueda dar tu jefe. Para ello te será útil mi curso Experto en negociación salarial, en el que te enseño infinidad de técnicas y argumentos para rebatir todas las posibles objeciones de tu jefe.
  2. Utiliza un tono cercano, que transmita confianza, nunca agresividad o nerviosismo, y pide la opinión a tu jefe sobre qué piensa él o ella de tu desempeño para que sea él mismo el que argumente que debería subirte el sueldo.
  3. Expon cláramente porqué consideras que es justo que tu salario sea superior, y qué beneficios tiene tanto para la compañía como para tí.

En definitiva prepara bien tu negociación si quieres abordarla con probabilidades de éxito.

Si te ha gustado este artículo compártelo, y sígueme en Twitter y Youtube para mantenerte al tanto sobre lo que voy publicando!

————————————–

Crédito de la imagen:  Alba Soler

Deja un comentario