7 reglas básicas para hacer networking (y ampliar tu red de contactos)

Hacer “networking” o, dicho en español, trabajar tu red de contactos, es una actividad esencial para todo profesional. Los mejores profesionales saben que es su red de contactos la que le da acceso a más y mejores oportunidades laborales.

Y es que hacer networking es una manera de buscar trabajo mucho mejor que limitarse a enviar curriculums (si quieres entender por qué, te recomiendo que leas mi artículo sobre cómo conseguir trabajo en tiempos difíciles).

Tanto si quieres acceder a las mejores ofertas de empleo, como a las ofertas de empleo ocultas, tienes que hacer networking. Y sin duda, los eventos de networking, son un lugar excelente para empezar a trabajar tu red de contactos… si sabes cómo hacerlo.

Las 7 reglas básicas para hacer networking en un evento

Hace ya años que acudí a mi primer evento de networking. Como buen principiante, cometí todos los errores que se podían cometer, pero como buen profesional aprendí de estos errores.

Tras unos meses de investigación y unos cuantos libros sobre el tema, aprendí lo suficiente como para aprovechar este tipo de eventos para ampliar mi red de contactos y conseguir acceder a nuevas oportunidades laborales.

De hecho, gracias al networking conseguí mi último empleo. Un empleo mejor remunerado, más reconocido y en una empresa puntera en su sector.

Aplicando estas 3 reglas básicas que te detallo a continuación, tú también podrás aprovechar estos eventos al máximo.

# 1 Aprovecha cualquier evento

La mayoría de los profesionales piensan que sólo se hace networking en los eventos de networking. No es así.

Cualquier ocasión puede convertirse en un evento de networking si estás atento.

Unas copas en casa de un amigo, unas cervezas con tu grupo de colegas de la universidad, una reunión familiar, pueden convertirse en ocasiones en eventos en los que ampliar tu red de contactos.

Por ejemplo, en uno de los vuelos que hacía de Londres a Madrid cuando trabajaba en Inglaterra, conocí a un director de una de las principales empresas del Ibex. Resulta que trabajábamos para el mismo cliente en temas parecidos.

Al final del vuelo intercambiamos tarjetas y le añadí como contacto en LinkedIn.

Cualquier situación es buena para hacer networking.

#2 Ve al evento con un propósito claro… pero mantente abierto

Si vas a un evento de networking, ve con un propósito claro: aprovechar el evento para conocer profesionales que pueden ayudarte en tu carrera profesional.

Esto no significa ir al evento pensando en que tienes que aprovecharte de los demás o que sólo quieres crear relaciones por puro interés profesional.

Es más bien al revés, lo que debes hacer es interesarte por los demás, preguntar y escuchar para pensar en cómo tu puedes ayudar a otros profesionales.

Crear una relación de beneficio mutuo es la mejor manera de hacer networking.

#3 Sé generoso

Si hay algo que odio, es la gente que va a  los eventos de networking a hablar de su libro. Creen que hacen networking, pero lo único que hacen es aburrir a todo aquel que conocen.

No cometas el mismo error. Los eventos de networking no se tratan solo de ti: se tratan de crear relaciones beneficiosas.

Si conoces a distintas personas en un evento que puedan beneficiarse mutuamente, preséntales.

Sé como Google: ayuda a otros a encontrar lo que buscan.

Cuando acudes a Google, buscas algo y Google no puede darte la respuesta, pero te dice quién te puede dar la respuesta. Por eso, todo el mundo acude a Google.

Si actúas como Google, todo el mundo querrá tenerte en su red de contactos.

#4 La primera impresión es la que cuenta

Eso es lo que me solía decir mi padre, y qué razón tenía. Las primeras impresiones son las más importantes. Tener una buena actitud, una sonrisa, y trasmitir buena energía es algo que te ayudará a conectar fácilmente con todo tipo de personas en un evento. A todo el mundo le gusta una persona positiva que trata de ayudar a los demás.

#5 Ten una presentación preparada

Cuando alguien te conoce por primera vez suele hacerte las mismas preguntas. ¿En qué trabajas? ¿Cuántos años llevas trabajando en ello? etc

Y casi todo el mundo suele dar respuestas parecidas. Por eso es tan difícil conocer a gente interesante en los eventos de networking.

Si quieres destacar y conseguir que se acuerden de ti, ten una buena respuesta preparada.

Una respuesta que les permita saber más sobre ti y sobre tu carrera profesional, pero que no aburra a nadie.

Preséntate de forma original o de forma interesante, como por ejemplo:

Me llamo X y actualmente trabajo en la empresa Y, y la verdad es que estoy muy contento porque ahora estoy trabajando en una cosa muy interesante, no te puedo contar mucho, porque tampoco te quiero aburrir, pero básicamente trata de ...”

Con este tipo de frases consigues varios objetivos:

  • Cuentas un poco sobre ti
  • Generas interés
  • Trasmites entusiasmo.
  • Muestras respeto por el tiempo de la otra persona.

Una manera ideal de comenzar una relación profesional.

#6 Acuérdate de los nombres

Algo básico, pero que a menudo obviamos. Si te presentan a alguien, ¡no te olvides de su nombre!

Repítelo cuando te presenten a esa persona y cuando hables con ella, llámale por su nombre un par de veces. De esta forma no se te olvidará.

#7 Sigue haciendo networking después del evento

Si has conectado con alguien en un evento. No lo dejes ahí. Mantener el contacto es clave para fortalecer la relación. Puedes mantener el contacto a través de LinkedIn, por teléfono o quedando con esta persona después del evento.

 

Crédito imagen:AtribuciónSin obras derivadas Algunos derechos reservados por EU Science & Innovation

Deja un comentario