Las 4 maneras de ganar dinero (y cuál es la mejor para tí)

Muchas personas se quejan de que no ganan el dinero suficiente, de que querrían tener más dinero para vivir mejor, pero no ganan suficiente en su trabajo. Culpan a las circunstancias o al mundo de lo que les sucede, y adoptan el papel de víctimas, puesto que no pueden cambiar su situación, ni su destino.

¡Qué actitud más triste! Y sobre todo, ¡Qué mentira tan grande! Déjame contarte algo que quizás no sabes. La gente rica no es más inteligente que la gente pobre, simplemente conocen mejor las reglas del juego del dinero (lo que se conoce como inteligencia financiera). Ellos saben cosas acerca del dinero que la gente pobre no sabe, y es gracias a ese conocimiento, la razón por la que los ricos son más ricos, y los pobres más pobres.

En este artículo te presento la primera lección para aprender a jugar ese juego e incrementar tu inteligencia financiera, y lo hago a través del cuadrante del flujo del dinero, que sirve para explicar las 4 formas de ganar dinero en las que se enmarcan todas las personas del mundo.

El cuadrante del flujo del dinero

El cuadrante del flujo del dinero es obra del multimillonario estadounidense Robert Kiyosaki, autor del bestseller “Padre rico, padre pobre”.

Kiyosaki es un experto en inteligencia financiera, materia que ha estudiado a lo largo de toda su vida y gracias a la cual se ha hecho multimillonario a través de compra-venta de inmuebles, negocios, y como autor de libros.

En el cuadrante del flujo del dinero, Kiyosaki nos explica las cuatro formas que existen de ganar dinero, y en las cuales se enmarcan todas las personas de este mundo. Existen cuatro cuadrantes, y cada cuadrante representa una manera de ganar dinero.

 

Las 4 formas de ganar dinero

Empleado

El primer cuadrante, es el del empleado. Es el cuadrante en el que están la mayoría de las personas (cerca de un 80%). En este cuadrante las personas intercambian su tiempo por dinero a través de una relación laboral con su empleador, que se formaliza a mediante un contrato de trabajo.

Las personas de este cuadrante asumen que es más seguro trabajar en una empresa, y que esta opción es la que tiene menos riesgo. Sin embargo, la crisis nos ha demostrado que esto no es cierto. En España, uno de los países menos emprendedores del mundo, la tasa de paro es del 25%. Entonces, este cuadrante puede no ser tan seguro como aparenta.

Por tanto, la primera  desventaja de este cuadrante es que si te quedas en paro, y no encuentras trabajo, tus recursos económicos se pueden agotar, puesto que no sabes qué hacer si estás desempleado, ni cómo generar dinero por tí mismo y dependes de otros para ello.

Otro problema es que si estás en este cuadrante, eres un mero recurso (humano) para la empresa en la que trabajas, y por lo tanto, las personas que dirigen esa empresa, te tratarán como tal. Te pagarán normalmente entre 3 y 5 veces menos de lo que vale tu trabajo. Así que si ganas por ejemplo 1.000 euros al mes, probablemente tu trabajo vale 4.000 ó 5.000 euros.

Es normal, puesto que el empresario debe pagar tu seguridad social, hacer frente a gastos fijos de la empresa, e invertir su capital para darte trabajo, y debe obtener una rentabilidad derivada de asumir ese riesgo.

Por tanto, es muy difícil hacerse rico trabajando para los demás, ya que al intercambiar tiempo por dinero, y al ser tu tiempo limitado, tu dinero sólamente podrá aumentar en la medida en la que aumenta el valor de tu trabajo, pero siempre con un límite.

 

Autoempleado

El siguiente cuadrante, es el del autoempleado. En este cuadrante se sitúa en torno al 10% de la población. El autoempleado es una persona que trabaja para sí misma, y que lo hace vendiendo sus productos o servicios en un nicho de mercado a determinados clientes.

Autoempleado es una definición muy amplia, y abarca desde dueños de negocios pequeños como fruterías, tiendas de ropa o telefonía, al trabajador freelance que ofrece sus servicios, como por ejemplo escritores, artistas, programadores o diseñadores web.

El cuadrante del autoempleado, es quizás el más difícil de todos, ya que no disponen de la ayuda de nadie, a diferencia de en un negocio o una empresa (donde un grupo de personas trabaja por un objetivo común), por lo que acaban desempeñando todo tipo de tareas, y se convierten en sus propios jefes, secretarios, comerciales y trabajadores.

La mayoría de las personas en este cuadrante, suelen fracasar al cabo de unos meses o años, ya que no saben gestionar su tiempo, y no pueden hacer todo por sí mismos. Sus ingresos además están limitados al tiempo que trabajan, asumiendo mayor riesgo que un empleado, ya que no perciben un salario y por tanto, no ganan dinero si no trabajan.

Es poco probable hacerse rico en este cuadrante.

 

Empresario

El siguiente cuadrante es el de los empresarios. Representan alrededor de un 5% de la población, y son dueños de empresas de tamaño mediano o grande. Los empresarios asumen mayor riesgo en términos económicos, puesto que invierten su dinero y su tiempo para construir empresas, pero también obtienen un mayor retorno económico.

Son ellos los que se llevan los beneficios de la empresa (excepto en empresas cotizadas en bolsa). Es por tanto más probable hacerse rico en este cuadrante, sin embargo hay que señalar que cerca del 90% de las empresas que comienzan su actividad económica, quiebran en los primeros 5 años.

Los empresarios suelen tener mayor inteligencia financiera que los empleados y autoempleados, como veremos en el siguiente apartado.

 

Inversores

El último cuadrante es el de los inversores. Representan el 5% de la población, y normalmente son gente rica que invierte su dinero en distintos negocios, activos financieros o inmuebles. Asumen el riesgo financiero, es decir, la posibilidad de que su inversión salga mal, y pierdan su dinero, pero a cambio obtienen rentabilidad derivada de sus inversiones, y no necesitan trabajar por dinero.

Son las personas que se sitúan en este cuadrante, las que tienen mayor inteligencia financiera, y por tanto, mayores probabilidades de enriquecerse. No necesitan trabajar por dinero, el dinero trabaja por ellos.

 

¿Cuál es el mejor cuadrante para ganar dinero?

Depende de cada persona. Lo interesante del cuadrante del flujo del dinero, es que cualquier persona puede ser rica o pobre en cualquiera de los cuadrantes.

Veamos primero algunos ejemplos de gente rica en todos los cuadrantes:

  • Empleados: podríamos considerar empleados a futbolistas como Cristiano Ronaldo o Leo Messi, que ganan entre 30 y 50 millones de euros por temporada entre contratos de fútbol y patrocinios.
  • Autoempleados: podríamos considerar autoempleados a los actores de Hollywood, cantantes como Madonna o Justin Bieber, o escritores de best sellers como Paulo Coelho o J.K Rowling.
  • Empresarios: las personas más ricas del mundo pertenecen a esta categoría: Carlos Slim, Bill Gates o Amancio Ortega, son algunos ejemplos.
  • Inversores: son las otras personas más ricas del mundo: Donald Trump, Warren Buffet o George Soros son los mejores ejemplos.

Igualmente podemos ver ejemplos de gente pobre, o que se arruina en cualquiera de los cuadrantes:

  • Empleados: todas las personas que trabajan para empresas y que tienen trabajos poco cualificados, con muy pocas perspectivas de mejorar profesional, y salarialmente.
  • Autoempleados: trabajadores freelance que no logran encontrar suficientes clientes para vender sus servicios, o dueños de pequeños comercios que echan el cierre en sus primeros años de vida.
  • Empresarios: empresarios que han gestionado mal su capital, se han endeudado en exceso y no han rentabilizado sus inversiones, por lo que su empresa quiebra.
  • Inversores: pequeños ahorradores que en su jubilación invierten su dinero en Bolsa, desconociendo los riesgos que ello entraña, y perdiendo los ahorros de toda una vida.

La pregunta que te deberías plantear ahora es ¿qué es lo que marca la diferencia para ser rico o pobre en cada uno de estos cuadrantes? La respuesta es bien sencilla: saber que cuadrante es el más adecuado para uno mismo.

Y es ahí donde entra el juego el cuadrante del flujo del dinero, ya que nos permite evaluar qué opción es la más adecuada para cada uno de nosotros.

 

¿Por qué es importante el cuadrante del flujo del dinero?

el cuadrante del flujo del dinero 2A primera vista, el cuadrante del flujo del dinero, puede parecer una herramienta demasiado simple u obvia, pero si nos fijamos bien, es en verdad una herramienta muy poderosa, cuya simplicidad es su mayor valor.

El cuadrante del flujo del dinero no sólo divide en cuatro las maneras de ganar dinero, sino que si nos fijamos, está dividido en dos lados, el lado izquierdo y el lado derecho. Cada lado divide a las personas en dos categorías en función de su manera de pensar:

 

Lado izquierdo: mentalidad de escasez

En el lado izquierdo se sitúan los empleados y autoempleados. En estas personas el sentimiento que prima a la hora de tomar sus decisiones desde un punto de vista financiero y laboral, es la seguridad.

Prefieren correr menos riesgos aún a costa de perder una mayor rentabilidad. Estas personas apuestan por la seguridad, porque tienen lo que se conoce como mentalidad de escasez: piensan en el dinero como un bien escaso, y por tanto difícil de conseguir, por lo que obtener un salario es su mayor prioridad.

En el caso de los autoempleados, son gente que si bien están dispuestos a correr un riesgo mayor que el de los empleados, muchos no se atreven a invertir grandes cantidades de dinero, por lo que les basta con tener un pequeño negocio que les proporcione el suficiente dinero para vivir.

Este lado del cuadrante te conviene si tienes una buena formación académica (universidad, formación profesional), pero no tienes desarrollada tu inteligencia financiera, o eres una persona que no quiere asumir riesgos.

 

Lado derecho: mentalidad de abundancia

En este lado se sitúan los inversores y los empresarios. En estas personas el sentimiento que prima a la hora de tomar sus decisiones es la libertad.

Prefieren correr mayores riesgos si con ello consiguen mayor rentabilidad. Tienen una mentalidad de abundancia: creen en el dinero como una forma de energía que fluctúa, algo que puede ir y venir, aumentar o disminuir, y lo ven como un medio para alcanzar su libertad financiera.

Estas personas no trabajan por dinero, hacen que el dinero trabaje para ellos. Saben porqué trabajar sólo por dinero no es una buena opción, y por ello aprovechan el efecto del “apalancamiento”: utilizar su dinero o los recursos de su empresa, para que sean éstos los que producen su riqueza.

 

Ingresos activos e ingresos pasivos

ingresos pasivosOtro aspecto importante del cuadrante del flujo del dinero, es la manera en la que se gana dinero en cada uno de los cuadrantes.

Lado izquierdo

Las personas de este lado del cuadrante, trabajan por dinero. Los ingresos que generan se consideran ingresos activos, ya que tienen que trabajar por ellos, y si dejasen de trabajar, no los percibirían.

Lado derecho

De esta manera, sus ingresos no dependen del tiempo que trabajan. Esto es lo que se conoce como ingresos pasivos. Las personas de este cuadrante ganan dinero incluso cuando no trabajan, porque su propio dinero u otras personas, trabajan para ellos.

Esto les permite alcanzar mucho antes la libertad financiera (el punto donde tus ingresos son mayores que tus gastos sin tener que trabajar para ello) que la gente que se encuentra en el lado izquierdo del cuadrante.

 

¿Qué lado te conviene más para ganar dinero?

Es una pregunta difícil de responder, aunque la gran mayoría de las personas ricas que viven en este mundo se encuentran en el lado derecho del cuadrante. ¿Por qué? Porque las personas del lado derecho se centran en crear sistemas que trabajen para ellos, y de esta manera ganan dinero independientemente de las horas que trabajen, por lo que pueden invertir su tiempo en empezar nuevos negocios o encontrar inversiones rentables que les den más dinero.

Aún así, no todo el mundo puede situarse en el cuadrante derecho, porque, como hemos visto, depende mucho de las motivaciones de cada uno (seguridad vs libertad) escoger uno u otro cuadrante. Vamos a ver las mejores opciones para ganar el máximo dinero posible dentro de cada cuadrante.

Lado izquierdo

Si has estudiado una carrera universitaria, y estás orientado a hacer tu propia carrera profesional, este es el mejor lado.

Si eres una persona que prefiere ser “su propio jefe”, y desempeñar profesiones liberales (arte, periodismo, fotografía, danza), o empezar un pequeño negocio, este lado es el adecuado para tí.

En este cuadrante tu mejor opción para ser feliz es escoger un trabajo que te apasione, puesto que es muy difícil que alcances la libertad financiera, ya que en este lado estás cambiando tiempo por dinero, y tus ingresos serán activos, por lo que tendrás que intercambiar tu tiempo por dinero.

En este sentido, escoger un trabajo que te apasione, es una manera de aumentar tus probabilidades de ganar más dinero, ya que si te gusta lo que haces, puedes trabajar muchas más horas y mucho más motivado, lo que implica que harás un mejor trabajo, y las personas que perciban esto estarán dispuestas a pagarte más dinero.

Artículos que te recomiendo si estás en este lado:

Lado derecho

Este lado te conviene si estás dispuesto a correr mayores riesgos y tienes inteligencia práctica, sabes cómo resolver tus problemas y ser una persona altamente efectiva.

Por otro lado, para ser inversor te hará falta una gran suma de dinero, por lo que dentro de este lado, la mejor opción es empezar tu propio negocio si quieres alcanzar tu libertad financiera. En este lado lo que buscarás será un sistema que te proporcione dinero incluso si no trabajas, es decir, desvincular la obtención de ingresos en relación a tu tiempo, lo que se conocen como ingresos pasivos.

Artículos que te recomiendo si estás en este lado del cuadrante:

 

La tercera vía: estar en los dos lados

La tercera alternativa es estar a la vez en los dos lados del cuadrante. ¿Cómo? Siendo empleado de una empresa, y en paralelo empezando tu propio negocio, o emprendimiento.

Hoy día gracias a Internet, es muy sencillo emprender micronegocios, que pueden comenzar como un hobby y transformarse en algo muy rentable, u obtener unos ingresos extra gracias a Internet (puedes verlo en mi artículo sobre trabajo en Internet).

Me gustaría saber en qué lado estás, y en que lado te gustaría y estar. Déjame un comentario, estaré encantado de leerlo y compartir contigo mi punto de vista!

Si te ha gustado el artículo compártelo, porque si todos tuviésemos este tipo de conocimiento, seríamos más felices y ricos!

Comentarios

  1. jose roberto ardila mantilla
  2. Diego
  3. Jim
  4. juan
  5. alberto
  6. Patricia Ramirez
  7. Ricardo
  8. sandra
  9. Andrés
  10. Dina Ramirez
  11. Oscar
  12. Jose
  13. Monserrat

Deja un comentario