¿Deberías estudiar un MBA? Las 3 claves para decidirte

Hace años, cuando estaba comenzando prácticamente mi carrera profesional, mi jefe me dijo que cuando tuviese unos años más de experiencia, debería estudiar un MBA.

Por aquel entonces no veía claro los beneficios de estudiar un MBA, así que decidí investigar sobre ello: cuáles eran las mejores escuelas para cursar un MBA, los costes, y los beneficios que me podía reportar estudiar un programa de este estilo.

Pregunté a conocidos que lo habían estudiado, investigué foros y webs sobre el tema y descubrí que estudiar un MBA puede ser una muy buena decisión, o una muy mala decisión.

Un programa de MBA supone invertir miles de euros (algunos programas más de 100.000 euros), e incluso dejar de trabajar si decides cursar un Máster full time.

Si estás preguntándote si deberías estudiar un MBA, este post te aclarará las dudas.

¿Debería estudiar un MBA?

Es un pregunta difícil de responder, puesto que depende de muchos factores tan diferentes como:

  • Cuál es tu carrera profesional.
  • Cuáles son tus objetivos profesionales de aquí a 5 ó 10 años.
  • Los años que tienes de experiencia profesional.
  • Dónde vas a cursar el MBA.

No hay duda de que estudiar un MBA te puede reportar una serie de beneficios, pero tienes que  determinar estudiar un MBA es la mejor decisión para tu carrera profesional.

Para determinar esto, te recomiendo que te hagas estas 3 preguntas:

#1 ¿Qué pretendes conseguir después de estudiar un MBA?

Ésta es la primera pregunta que debes hacerte. Sí, sé que parece obvia, pero no lo es tanto.

Según la encuesta de GMAC (la organización que gestiona los test de admisión para la mayoría de los programas de MBA), las principales razones por las que los profesionales deciden estudiar un MBA son: avanzar en su carrera profesional, cambiar de carrera profesional o emprender.

por que estudiar un MBA

Las escuelas de MBA tienen en cuenta las aspiraciones de sus estudiantes a la hora de diseñar sus programas formativos, así que si el motivo por el cual quieres estudiar un MBA es cualquiera de estos 3, el MBA puede ser una buena alternativa.

Por otro lado, aunque el MBA sea una buena alternativa, puede que haya alternativas mejores.

Por ejemplo, si quieres emprender, puede que un Máster de emprendimiento puede ser una mejor alternativa. Estos Másters han surgido recientemente por todo el mundo, y su contenido está enfocado al 100% en crear tu propio negocio, frente al programa tradicional de los MBAs que enfoca como mucho un 20%-30% de su contenido a esto. Un ejemplo de Máster de emprendimiento es el Máster Entrepreneurship Business de la UCM.

Si lo que quieres es avanzar en tu carrera profesional, quizás ni siquiera te haga falta estudiar un MBA, sólo leer algunos de los artículos de este blog, como por ejemplo los que encontrarás en la guía rápida para conseguir empleo.

Ahí tienes artículos sobre:

  • Cómo superar cualquier entrevista de trabajo.
  • Cómo utilizar LinkedIn.
  • Cómo negociar tu salario.

Aplicando las técnicas que describo en esta guía, es como he conseguido mis tres últimos trabajos, con subidas de hasta el 30% en el cambio de un trabajo a otro. Lo mejor: sólo me ha costado mi tiempo, en vez de los 80.000 euros que cuesta un MBA.

Por eso, la segunda pregunta que debes hacerte…

#2 ¿Cómo sabes que vas a conseguir lo que pretendes?

Muchas personas que estudian un MBA dan por hecho que conseguirán su objetivo tras estudiarlo.

Piensan que, por el simple hecho de haber obtenido un título, van a tener nuevas y mejores oportunidades profesionales o crear un negocio de éxito.

Esta hipótesis es completamente falsa. Conozco a varias personas que, después de haber estudiado un MBA en alguna de las 5 mejores escuelas del mundo, no consiguieron ningún progreso profesional.

El primer caso es un amigo, al que llamaré “Raúl”.

Raúl, tras estudiar un MBA en una prestigiosa escuela de Madrid (entre las mejores del mundo), pensó que conseguiría cambiar de carrera profesional. Bueno pues Raúl, que trabajaba entonces en una consultora de estrategia, pero odiaba su trabajo, decidió estudiar un MBA para cambiar de carrera profesional. Me contó su plan un día tomando una cerveza:

“David, estoy harto de trabajar en algo que no me gusta, así que como tengo ahorrado dinero, me voy a tomar un año sabático y voy a estudiar un MBA, luego empezaré a buscar empleo de nuevo en algún sector que me guste más”

No parecía mal plan, sin embargo, tampoco era buen plan. Primero, porque ni él mismo sabía exactamente qué quería. Asi que un año y medio después, mi amigo Raúl termina su MBA, y ¿Qué sucede? Que me cuenta esto:

“David, llevo 3 meses buscando empleo, y apenas me llegan ofertas, y ninguna de ellas me ofrece nada mejor que el trabajo que tenía”

Mala suerte Raúl. Has tenido que gastarte 60.000 euros en un MBA, perder tu salario anual de 40.000 euros y un año y medio de tu vida, para comprobar que no tenías razón.

Otro caso similar es el de Sergio, un compañero de trabajo que tras estudiar un MBA en una prestigiosa escuela de Londres, decidió emprender su negocio. Una start-up tecnológica que dos años después, no ha conseguido despegar.

Sergio y Raúl cometieron un error: No comprobar que su hipótesis era cierta. Podrían haberse ahorrado casi dos años de su vida y más de 100.000 euros si lo hubiesen hecho.

¿Que cómo podía haberlo hecho? Muy sencillo. Preguntando.

Los programas de MBA suelen hacer eventos anuales para captar alumnos. Es en esos eventos donde puedes acudir a preguntar todas tus dudas.

Por ejemplo, en el caso de Raúl, podía haber preguntado esto:

  • ¿Qué porcentaje de alumnos han conseguido cambiar de carrera profesional en los últimos cinco años?
  • ¿Qué porcentaje de alumnos han conseguido avanzar en su carrera profesional en los últimos cinco años?
  • ¿Cuál ha sido su incremento salarial promedio?
  • ¿Qué experiencia previa tenían?
  • ¿Podría contactar con alguno de ellos para preguntarles su experiencia?

En el caso de Sergio, podría haber hecho estas preguntas:

  • ¿Qué porcentaje de alumnos ha conseguido crear un negocio rentable en los últimos cinco años?
  • ¿Qué porcentaje de alumnos NO lo ha conseguido?
  • ¿Cuál es el tamaño de estos negocios, cuál es su facturación y margen de beneficio?
  • ¿Qué experiencia previa tenían estos alumnos?
  • ¿Podría contactar con alguno de ellos para preguntarles su experiencia?

La mejor manera de contrastar que una hipótesis es cierta es buscar casos en los que se haya cumplido.

Raúl y Sergio deberían haber hecho esto para asegurarse de que estaban en lo cierto.

 

#3 Cuantifica el coste y el beneficio de estudiar un MBA

Un MBA es una inversión gigantesca en términos de dinero y tiempo, por lo que más vale que, empleando las técnicas que te enseñarían en un MBA, hagas un análisis coste-beneficio para determinar si tiene sentido o no estudiar un MBA.

Pongamos que tu objetivo es avanzar en tu carrera profesional e incrementar tu salario.

Supongamos que quieres estudiar un MBA que cuesta 60.000 euros, y que te exige dejar de trabajar durante año y medio. Entonces el coste del máster serían 60.000 euros más tu salario de año y medio (pongamos por ejemplo un sueldo bruto de 40.000 euros anuales).

Es decir un coste total de 120.000 euros, y un año y medio de trabajo.

La pregunta que debes hacerte es:

¿Cuánto debería incrementarse mi salario para recuperar esta inversión en un plazo razonable?

Veamos que pasaría si consiguieses un 20% de incremento salarial después de estudiar el Máster, y después consiguieses incrementos del 10% anual en vez de por ejemplo, el 7% anual que conseguirías sin estudiar el Máster.

estudiar MBA es rentable

Es decir, que necesitarías 11 años para que tu inversión en el MBA fuese rentable.

Si calculas además el retorno sobre esta inversión como el valor extra que te aporta en dinero con respecto a no estudiar un MBA, verás que la rentabilidad es de apenas un 3%. Habrías conseguido casi lo mismo invirtiendo ese capital en fondos de inversión de bajo riesgo, y sin tener que dejar tu trabajo.

Puedes construir ejemplos similares para ver si te puede compensar o no tomar esta decisión. Puedes analizar incluso varios escenarios con distintas subidas para hacerte una idea de lo buena o mala que puede ser la inversión y de si merece la pena correr el riesgo.

Conclusión

Estudiar un MBA puede ser una buena decisión… o no. Hacíendote estas tres preguntas que te he comentado tendrás más posibilidades de acertar al tomar esta decisión.

Recuerda, simplemente tienes que:

  • Definir bien qué esperas conseguir
  • Ver si otras personas han conseguido lo que pretendes conseguir.
  • Analizar si el MBA es la mejor opción en términos coste beneficio para conseguir tu objetivo.

Y tú, ¿Crees que es buena decisión estudiar un MBA?

Deja un comentario