Deja de buscar un trabajo y empieza a cazar tu trabajo

A menudo, muchos de los lectores de Caza tu trabajo me contactáis a través de mi perfil de Linkedin para preguntarme dudas acerca de cómo buscar trabajo. Cada caso es diferente, pero muchos de vosotros tenéis algo en común: buscáis cualquier tipo de trabajo.

Enviáis vuestro curriculum a distintas empresas a través de portales de empleo, candidaturas espontáneas, o tratáis de conectar sin éxito con algunos reclutadores. Otros queréis dejar las puertas abiertas a todas las oportunidades posibles, por miedo a perder alguna.

Hace tiempo yo también cometía todos estos errores, que te puedo asegurar, me llevaban a perder mucho tiempo en la búsqueda de empleo. Pero entonces cambié mi enfoque: pasé de buscar trabajo, a cazarlo.

Así que en este post quiero contarte porqué este blog se llama Caza tu trabajo, y por qué este enfoque es mejor que el de la tradicional búsqueda de empleo que te proponen en la mayoría de blogs o portales de empleo que puedas encontrar.

Lo que todo el mundo hace: buscar un trabajo

A menudo, en Linkedin puedo ver en los grupos de empleo como muchas personas utilizan en el título de su perfil la expresión “en búsqueda activa de empleo”, “buscando oportunidades” o similares. Es un buen título… si no quieres que te contrate nadie.

Es como clamar al viento que estás desesperado por cualquier trabajo, y que por tanto, no quieres un trabajo, sino que lo necesitas sólo por el hecho de ganar dinero. Si lo piensas, no es el mejor argumento para convencer a una empresa de que eres la mejor opción.

Las empresas, al igual que muchas personas, suelen ser muy egocéntricas. Lo que una empresa quiere son candidatos que estén realmente motivados por su oferta de empleo, no por cualquier oferta de empleo.

Por eso en una entrevista de trabajo te hacen las típicas preguntas como: “¿Por qué quieres trabajar aquí?” o “¿Por qué decidiste presentarte a esta oferta?”. Por eso, si no preparas la entrevista adecuadamente, no tendrás la más mínima oportunidad.

Así que si tu argumento para convecer a una empresa de que te contrate es que “estás buscando empleo”, te aseguro que lo vas a tener difícil.

La cuestión que me pregunto es ¿por qué la mayoría de las personas utilizan la expresión “buscar empleo”?

En mi cabeza cuando me hablan la búsqueda activa de empleo, me imagino a una persona totalmente perdida, que quiere llegar a algún lugar pero no sabe cómo hacerlo.

53/365 Help Me Understand. 

Normalmente todas las personas que están “en búsqueda activa de empleo” se caracterizan por algunos de los siguientes aspectos:

  • No tienen ningún método para encontrar ese trabajo, más que  enviando CVs a todas las ofertas que encuentran en los portales e empleo, con la esperanza de que alguien los llame. El método perfecto… para quien pueda permitirse estar muchos meses en paro.
  • No saben que trabajo quieren, por eso sólo definen de manera ambigua su objetivo: un empleo. Da igual la paga, el tipo de trabajo que realice, la empresa, el ambiente laboral, sólo importa tener la seguridad económica de percibir un salario. Seguridad que, la crisis ha demostrado que NO existe. Si quieres convertirte en un trabajador mediocre, aceptar cualquier empleo, es la manera perfecta de hacerlo.
  • Tratan de conseguir trabajo en soledad, sin ayuda. No se plantean que quizás si llevan meses así, es porque no están enfocando la búsqueda de manera adecuada. Quizás deberían cambiar de estrategia… pero no tienen otra.
  • Se desmoralizan si no consiguen trabajo, culpan al mundo, a la economía, a los políticos, al gangnam style o dios sabe qué, de no conseguir trabajo. Puedes verlo en algunos foros de Linkedin sobre empleo, donde participarán diciendo que no existe trabajo, lo frustrados que están y lo mal que está todo. Normalmente al poco tiempo hay 200 comentarios más que también se quejan de lo mismo…pero que no aportan ninguna solución. Perfecto, ahora tenemos un grupo de gente frustrada.

De igual manera que los humanos buscan trabajo, en la naturaleza, existen animales que buscan comida: son mayoritariamente herbívoros. Pastan en las llanuras, en amplios grupos, son todos iguales: las cebras, los antílopes, las gacelas. A simple vista, no puedes diferenciar uno de otro.

Ser herbívoro está bien, mientras haya abundancia de pastos en donde comer. El problema es, que cuando no hay lluvias, no hay pastos, y cuando no hay pastos, los herbívoros se mueren, pues no tienen otra alternativa que seguir buscando pastos, ya que se han agotado todos los que conocen. Sólo les espera una larga travesía de sufrimiento, hambre, penuria, y muchas bajas.

Lo mismo sucede con los “buscadores” de trabajo: cuando hay crisis, y los empleos escasean, no hay trabajo para todos.

La economía, al igual que la naturaleza, sigue su proceso de selección natural, y desecha a los trabajadores más débiles de igual manera que la naturaleza desecha a cebras o antílopes: hay cientos de miles de cebras, nadie echará de menos a unas pocas. Lo vas a tener difícil.

 

Lo que sólo unos pocos nos atrevemos a hacer: cazar un trabajo

The Hunt

Yo prefiero “cazar mi trabajo”. Es la traducción literal del término inglés “job hunting”, y sinceramente, es un matiz que implica una profunda diferencia.

En la naturaleza existen animales que cazan: leones, lobos, tiburones, delfines, orcas, leones marinos. Son por lo gerenal, en su mayoría animales temibles porque para sobrevivir, necesitan cazar:

  • Los cazadores no pueden pastar tranquilamente, necesitan cazar cada día para sobrevivir, lo que significa que no se distraen buscando, sino que tienen que centrar su atención en una sola presa para conseguir su objetivo: cazarla.
  • Los cazadores además necesitan ser altamente efectivos, puesto que disponen de energía y recursos limitados. Cada movimiento, cada caza, debe ser medida al milímetro para maximizar las probabilidades de éxito. La preparación es la clave.
  • Lo que implica que los cazadores deben tener una estrategia para conseguir cazar.
  • Normalmente esta estrategia implica apoyarse en el grupo, como lo hacen los leones, delfines, lobos, orcas y otros cazadores.
  • Los cazadores además, saben que pueden fallar: raramente conseguirán cazar siempre que lo intenten y el fracaso forma parte de la caza. Pero eso no les hace perder la motivación.
  • El cazador siempre tendrá la actitud mental correcta para alcanzar el éxito porque sabe que se juega la vida en ello.
  • El cazador además, tiene personalidad, no es uno más del rebaño, sabe que sólo existe la meritocracia, y no puede esperar que sean otros los que le pongan las cosas fáciles.

Y tú ¿qué vas a elegir?

Si escoges buscar trabajo, te deseo mucha suerte, de verdad, pero no creo que este blog sea para tí. Escoge mejor algún otro blog que hable sobre problemas, en vez de soluciones, que proponga hacer lo de siempre, aunque no funcione.

Si escoges ser un cazador, si escoges ser tú el que construyes tu destino, si estás dispuesto a asumir tu responsabilidad, a asumir que fallar es una posibilidad, a mantener la motivación y a aprender a “cazar”, entonces y sólo entonces, este blog te podrá ayudar.

 

Crédito imagen:   Christian Bucad via Compfight , Martin Heigan via Compfight, Dawn Ellner via Compfight

Comentarios

  1. Ruth G. Pereira S.
  2. Alejandro Fernández
  3. Yolanda Rosco

Deja un comentario

Deja de PERDER MESES de tu VIDA buscando un trabajo MEDIOCRE. CONSIGUE el trabajo que deseas RÁPIDO¡Averigua cómo!